10 de noviembre 2018 | 5:00 am

Advertisement

En los años noventa, el internet era de todos. No le costaba nada a nadie navegar por la red y ninguna empresa generaba dinero por el hecho de que el usuario se conectara a la web.

Pero la realidad cambió. Actualmente, esta herramienta no es de todos, sino solo de tres compañías que dominan el ciberespacio y a Wall Street: Google, Facebook y Amazon

Un estudio realizado por la World Wide Web Foundation, organismo creado por Tim Berners-Lee, conocido por ser el padre del internet, destaca las grandes diferencias que existen.

“Miles de millones de personas experimentan los servicios de internet a través de un puñado pequeño de enormes compañías”, menciona en el informe.

Es el caso de búsquedas a través de Google, el manda más de estas herramientas.

En octubre de 2018, el 92.74% de las búsquedas se realizaron por la vía de Google. Apenas el 2.3% en Yahoo! y el 2.17% en Bing, de acuerdo con el sitio StatCounter, una herramienta que analiza el tráfico de internet.

Otra de las empresas que domina el internet es Amazon, de Jeff Bezos. El informe detalla que más de la mitad de los servicios que se corren allí están resguardados en la nube de Amazon.

Y finalmente, pero no menos importante, está Facebook. La red social creada por Mark Zuckerberg que aloja a 2,700 millones de miembros, una tercera parte de la población mundial (7,530 millones de personas, al 2017, de acuerdo con el Banco Mundial).

Las tres compañías hoy por hoy ganan dinero a partir de explotar los datos y el tiempo que sus usuarios pasan en internet.

En el último trimestre, el ingreso conjunto de Alphabet, matriz de Google; Amazon y Facebook llegó a los 104,223 millones de dólares.

Pese a que algunas de estas firmas se comprometieron a llevar el internet a más personas en el mundo, todavía hay un gran número que no pueden acceder a este.

El reporte detalla que más de la mitad del mundo todavía no está conectado a internet. El estudio realizado por la World Wide Web Foundation dice que el crecimiento anual de los nuevos usuarios de internet en los países menos desarrollados incluso se ha desacelerado.

En 2017, el aumento de los usuarios de internet fue de solo 15%, mientras que en 2014 el crecimiento fue de 41%.

Los intentos por conectar a más personas por parte de Facebook o Google no han rendido frutos.

“La web está bajo amenaza, pero el internet que queremos no está fuera de alcance. Depende de nosotros superar estas amenazas y asegurarnos que la web siga siendo una plataforma abierta”, detalla el texto.

Advertisement