Estrategia Nacional de Ciberseguridad

16 de enero 2022 | 5:00 am

Si los consumidores comparten sus datos personales cuando realizan una compra, puede que hagan más fuerte a una empresa o una marca, aunque eso dependerá de la experiencia que tengan como clientes y el cuidado que se le dé a su información personal. 

El Global Consumer Insights Survey 2021 Capítulo México de PwC reportado en diciembre revela que el cuidado de los datos personales es esencial para una experiencia de compra satisfactoria, lo que a su vez puede ser la ‘puerta de entrada’ para fortalecer una empresa o marca. 

De acuerdo con la encuesta, 7 de cada 10 consumidores está abierto a compartir su información personal con quienes tengan políticas claras de la seguridad de la información.

Además, el 59% lo haría si su información no se comparte o vende, mientras que el 56% lo haría solo con aquellas empresas en las que confía.

Nueva realidad, nuevas fórmulas

Si bien 2021 fue un año ‘más relajado’ gracias a un esquema de vacunación contra el COVID-19, las plataformas digitales fortalecieron su presencia, por lo que la ciberseguridad en un entorno digital de compra se tornó en uno de los factores más presentes en la mente de los consumidores.

Entonces, es así como la privacidad de datos se sumó a la fórmula de precio, conveniencia y experiencia de compra para ganar la confianza de los consumidores.

La encuesta muestra la evolución general del consumidor en pandemia, incluyendo varios aspectos que pueden modificarse o no, e incluso, factores en los que puede haber un mayor cuidado como el ahorro, la digitalización o los datos personales.

Al cierre de 2021, el sondeo de PwC reveló que el 75% de los consumidores resultó ser más cuidadoso con sus datos personales,  por encima del 62% reportado tan solo seis meses antes.

Además, el ser clientes ‘más digitales’ y estar más enfocados en ahorrar, fueron dos de los factores que fueron al alza en el último sondeo al consumidor en 2021 de PwC.

Consumo más consciente, pero menos amigable

Sin embargo, aunque los consumidores son más cuidadosos de sus datos personales, también se observan a sí mismos como menos amigables con el medio ambiente, con menos tendencia al consumo local y menos saludables. 

Jorge Senties, socio de PwC especializado en mercados de consumo, aseguró que este escenario obedece a que los consumidores son más conscientes de su compra, aunque no del todo de todos los factores que involucran el consumo. 

Para el especialista, la seguridad es una constante para cualquier consumo, tanto digital como físico, aunque el aceleramiento de la digitalización obligó a empresas y consumidores a fortalecerla. 

Desde una perspectiva de omnicalidad, la seguridad sigue siendo una constante y una necesidad del consumidor, por lo que ahora estamos explorando nuevos contextos donde la información viaja y tiene que estar protegida

El especialista hizo hincapié en la necesidad de lo esencial de la protección de datos, así como de los medios de pago digitales, por lo que las empresas deben fortalecer las áreas de protección para elevar la confianza de los consumidores.