25 de enero 2019 | 5:00 am

En 1973 se presentó Soylent Green en los cines de Estados Unidos. La película interpretada por Charlton Heston retrata una realidad futurista en la que los recursos naturales están agotados y la única opción de alimento es un producto creado por Soylent Corporation, que contiene plancton de alta energía.

Pese a que el filme retrata una realidad ciertamente futurista y catastrófica, hoy existe una empresa que lleva el mismo nombre y que busca resolver los mismos problemas.

Fundada por Rob Rhinehart, Matt Cauble, John Coogan y David Renteln, Soylent se creó con el objetivo de resolver una hipótesis: la comida puede ser simplificada para su mejora.

La idea de Soylent tiene el objetivo de poder ingerir alimentos que pudieran representar el mismo valor nutrimental de comidas completas pero con la opción de que estas fueran consumidas de manera rápida y sin tantas complicaciones.

Nuestros cofundadores se conocieron en 2013 en Sunnyvale, California, mientras trabajaban en el mismo espacio y tenían la misma dieta de hot dogs congelados y ramen

Filosofía de Soylent

Y sí, la empresa se llama así por Make Room! Make Room! el libro que escribió Harry Harrison y en el que se basó la película.

La fórmula secreta

Para el desarrollo de las bebidas, la empresa utilizó ingeniería para elegir cada uno de los ingredientes para cumplir con el propósito de ofrecer una comida completa en cada una de las botellas.

Soylent, que recibió inversión en 2017, hoy vende sus productos a través de internet y también comenzó a distribuir sus productos a través de Walmart.

No más reses, olvidemos la carne

Otra de las empresas que están innovando en la industria alimenticia es Impossible Foods. Esta empresa encontró una fórmula para generar carne proveniente de las plantas.

Impossible Foods emplea proteína de trigo y de papa para proporcionar una consistencia similar a la de la carne. Por otra parte, la firma añade una hemo, una partícula que le da sabor a la carne y que además la hace un fuente de hierro.

 

Para que la ‘carne’ luzca jugosa, la empresa integró en su fórmula aceite de coco y un poco de soja.

Durante el CES 2019, una de las ferias más grandes de tecnología, la empresa presentó la versión dos de su hamburguesa, que no contiene gluten, colesterol y posee el mismo nivel de hierro que encontrarías en un pedazo de carne.

La segunda versión de la hamburguesa de Impossible Foods tiene solo 14 gramos de grasa total y 240 calorías.

Buen provecho.