19 de julio 2019 | 2:58 pm

Bitso, el exchange de criptomonedas mexicano, dio un paso más para consolidar su internacionalización. 

A partir del 1 de agosto la custodia, compra, envío, retiro y trading de los activos virtuales en su plataforma estará regulado por la Comisión de Servicios Financieros de Gibraltar (GFSC, por sus siglas en inglés), al obtener la licencia Distributed Ledger Technology Regulatory Framework.

Esto la convierte en la primera empresa en América Latina en contar con una licencia internacional de criptomonedas.

En entrevista con EL CEO, Eduardo Arenas, jefe de Producto de Bitso, comentó que la principal razón de hacerse de esta responde a la expansión de la fintech hacia otros países y la regulación de Gibraltar permite este proceso de una forma más sencilla, además de ser la de mejor regulación en la materia. 

El equipo regulador en Gibraltar es probablemente el que más entiende esta tecnología, los puntos clave y la que más aterriza la protección al consumidor; eso fue lo que nos atrajo. El tener esta licencia es un sello de calidad que le da confianza y transparencia a nuestros clientes

 Eduardo Arenas, jefe de producto de Bitso

 

Con esto, Bitso, que hoy cuenta con cerca de un millón de usuarios en México, se posiciona no solo como la primer plataforma en Latinoamérica en obtenerla, también la sexta en el mundo con esta licencia.

Interacción del usuario, la apuesta

La licencia es un hito aparte de su estatus operativo en México, donde seguirá en el proceso para obtención de la licencia como Institución de Fondo de Pago Electrónico (IFPE)  para pesos mexicanos, que otorga la Ley Fintech en materia de activos virtuales. 

Esto permitirá a los usuarios interactuar con pesos mexicanos, hacer la transferencia con pesos mexicanos y llevar a cabo cualquier servicio con la moneda nacional en la plataforma de manera completamente legal.

Cuando los usuarios quieran interactuar con criptomonedas, lo harán con Bitso Internacional o Bitso Gibraltar, la cual será la que preste los servicios de criptomonedas. “Los clientes van a interactuar con una marca que tiene dos empresas con servicios regulados por dos diferentes licencias”, agregó Arenas. 

Si un usuario quiere hacer un retiro por el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), verá una leyenda que indique que el servicio está proporcionado por Bitso México, pero si hace un retiro de bitcoin verán una leyenda que indique que Bitso Internacional proporciona ese servicio.

“Buscamos que los clientes vean que todo es transparente y que tengan la seguridad de que están interactuando con servicios regulados por dos entidades”, aseguró. 

¿Cómo funciona la licencia de Gibraltar?

Es un sistema de nueve principios con los cuales el regulador busca, en el proceso de otorgar la licencia, entender cómo Bitso aplicará los nueve principios en cada una de las transacciones. 

“La forma en que acabamos de aterrizar estos principios día a día es mediante políticas. ¿Cuál es la política que tenemos para resguardar los activos virtuales? ¿Cuál es la política que tenemos de gobierno corporativo? ¿Cuáles son las políticas tenemos para mantener el capital regulatorio en Gibraltar? Al final, es un proceso de diálogo, revisión y cuestionamiento hacia nuestras políticas y procesos del día a día”.

El primer acercamiento que tuvo Bitso con los reguladores de Gibraltar fue en una junta del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) hace más de un año.

Dos meses después, el equipo viajó a Gibraltar para hablar con los reguladores para entender a más profundidad la regulación. “Inmediatamente tomamos la decisión de ir por la licencia y el proceso tomó un año”, cuenta.

Gibraltar es un territorio que pertenece a Reino Unido, se ubica en un extremo de la península Ibérica y ha sido pionero en la creación de leyes relativas a las criptomonedas y al ecosistema blockchain.