Chatbot CDMX y WhatsApp

15 de abril 2020 | 8:39 pm

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) lanzará David-19, una app para luchar contra la COVID-19 a través de una tecnología de blockchain, que permitirá a los ciudadanos de América Latina compartir datos sobre el coronavirus para ayudar a los gobiernos, pero sin exponer su privacidad.

De acuerdo con la agencia AFP, la iniciativa que será lanzada la próxima semana busca proveer información útil a los gobiernos en la gestión de la pandemia.

El objetivo dela app David-19 es establecer un registro común descentralizado sobre el estado de cada usuario, si está en fase de cuarentena o fuera de confinamiento, lo que permitirá generar mapas de situación de riesgos; lo que a su vez, sentará las bases tecnológicas para el desarrollo de un “pasaporte sanitario digital”.

La idea surgió a partir de experiencias desarrolladas en Asia, por un lado por un proyecto de trazabilidad en Singapur y, por otro, por una estrategia sobre el distanciamiento social en Corea del Sur.

Sin embargo, a diferencia de estas herramientas, la iniciativa del BID aboga por la participación voluntaria al tiempo que mantiene el anonimato de los datos.

La app comparte y gestiona de manera rigurosa y privada si una persona está confinada o no, si tiene inmunidad, si es asintomática, o si presenta síntomas o está enferma.

Para ello, el laboratorio de innovación del BID buscó socios tecnológicos como Everis, IOVlabs y World Data para lograr en poco más de un mes desarrollar una plataforma digital con el objetivo de que el COVID-19 “pase de ser un enemigo invisible a uno visible”.

Un mapa de AL en tiempo real

Las características de la tecnología blockchain son únicas ya que son globales, abiertas y, sobre todo, “sociales y solidarias”, haciendo protagonista de la acción al ciudadano, comentó Alejandro Pardo, especialista principal del laboratorio de innovación del BID.

Al respecto, el experto considera que esta app es una forma de sumarse a construir -sin exponer los datos personales- “una pintura regional en tiempo real de cómo se mueve en la región éste y otros posibles futuros virus”.

Los datos son estrictamente privados. Con estos datos se van a tomar mejores decisiones para temas tan importantes como dónde mandar mascarillas o qué barrios o qué poblaciones se pueden empezar a desconfinar

La tecnología aplicada en David-19 está adaptada para trabajar en poblaciones vulnerables y también en adultos mayores -que son la población de más riesgo y muchas veces son menos duchos en la tecnología-, a fin de que estén incluidos en los datos por sus familiares.