Rusia Irán China elección

4 de noviembre 2021 | 5:59 pm

Advertisement

La creciente digitalización a raíz de la pandemia también provocó un incremento en ataques cibernéticos, que en el sector financiero latinoamericano pueden costar hasta 18.37 millones de dólares a los bancos, de acuerdo con la firma tecnológica OneSpan.

Según cálculos de la empresa, en la región se generan, en promedio, 35 ataques dirigidos a este sector por segundo.

Además del incremento en la bancarización tradicional ante las restricciones de movilidad por la contingencia sanitaria, el sector fintech logró una importante expansión, pero con ello ocurrió un aumento de intentos de robo de datos.

“La rápida digitalización en América Latina no solo aporta cambios positivos, sino que también trae consigo algunos riesgos en materia de ciberseguridad, protección de datos, lavado de dinero y otras actividades ilícitas”, señaló la firma una compañía de TI y ciberseguridad en un informe.

Los riesgos no solo involucran al sector financiero, según el documento, de manera general, los ataques cibernéticos en lo que va del año incrementaron 24% respecto al mismo periodo del año pasado.

“El home office y el hacking de empresas (robo de datos de compañías) son los principales puntos de ataque, tanto para consumidores como para empresas”, mencionó la empresa.

Añadió que, de acuerdo con la empresa de tecnología y software Sophos, la mayoría de profesionales dedicados a la tecnología en América Latina reportaron incrementos en ataques de phishing contra sus centros de trabajo desde que inició la pandemia, que en México crecieron 61%, mientras en Colombia subieron 66% y en Chile avanzaron 69%.

Más complejos

Debido al aumento del uso de dispositivos móviles y a las mejoras en internet, la empresa explicó que uno de los ciberdelitos más documentados en la región son los ataques de ingeniería social.

“El phishing, un ejemplo de esta tecnología, es uno de los primeros pasos para realizar ataques más complejos; por ello es importante identificarlos y detenerlos”, señaló la firma estadounidense en el informe ‘Ataques de ingeniería social en las transacciones bancarias’.

La empresa señaló que casi 50% de las organizaciones tienen credenciales o cuentas afectadas por fraude: “50% están infectadas con ransomware y 40% con malware, 35% experimenta pérdidas financieras y 53% pierde datos confidenciales”.

Por otro lado, dijo que el spear phishing es uno de los métodos favoritos de los delincuentes, ya que hacen llegar mensajes a los trabajadores o estudiantes por medio de correos electrónicos, con la intención de persuadir a destinatarios para que hagan click en los enlaces y así sean víctimas de robo de datos.

“En el 2019, 88% de las organizaciones en Latinoamérica fueron objeto de phishing dirigido”, informó.

Otro método de robo de identidad es el phishing de voz o Vhishing, el cual está diseñado para robar datos y credenciales de tarjetas de pago a través de llamadas telefónicas.

“Los defraudadores se hacen pasar por bancos u otras instituciones para engañar a las víctimas para que divulguen la información de sus tarjetas y los datos se utilizan para las transacciones sin estas”, agregó.