fbpx
Amazon y Microsoft nube

10 de agosto 2019 | 5:00 am

Puede que el mercado de computación en la nube tenga una historia corta, pero ya hay dos jugadores que se llevan la mitad del mercado: Amazon y Microsoft.

Amazon creció lo suficiente en el segundo trimestre para mantener su participación de mercado de 33%, mientras que cuatro proveedores -Microsoft, Google, Alibaba y Tencent- elevaron su participación.

La empresa dirigida por Satya Nadella avanza a pasos agigantados, pues mientras en 2016 su negocio en la nube tenía apenas un cuarto del tamaño de Amazon Web Services, en el segundo trimestre de 2019 ya era casi la mitad del tamaño de su rival, destacó el analista en jefe de Synergy Research Group John Dinsdale.

En el periodo abril-junio de este año, el gasto en servicios de infraestructura en la nube creció 39%, respecto al mismo lapso de 2018, en línea con las expectativas, según datos de la consultora.

Respecto al primer trimestre, el monto del gasto creció en 1,600 millones de dólares, su segundo mayor avance desde que se llevan registros.

En total, el mercado en la nube, que incluye servicios basados en la web para infraestructura, plataformas y alojamiento de nubes privadas, tuvo ingresos de 23,000 millones de dólares en el segundo trimestre, estima Synergy Research Group, y se prevé que el ritmo continúe.

“La proyección de los ingresos anuales por servicios de infraestructura en la nube casi ha llegado a 100,000 millones de dólares y no se ve que el fuerte crecimiento continúe”, afirmó Dinsdale.

En el segundo trimestre, por primera vez, su “unidad de nube inteligente”, que incluye Azure, Office 365, LinkedIn, Bing, GitHub y Xbox Live, reportó más ingresos trimestrales que el negocio de Windows, revelaron datos del reporte financiero de Microsoft.

Los ingresos de la nube llegaron a 11,400 millones de dólares, superando las expectativas de los analistas de 11,000 millones, según datos de Refinitiv.

En el mismo lapso, los ingresos de Amazon Web Services llegaron a 8,400 millones de dólares, 37% más que en el segundo trimestre de 2018, pero por debajo de los pronósticos de los especialistas de 8,500 millones de dólares. La tasa de crecimiento fue la menor en cinco años.