Drones de Amazon

19 de noviembre 2020 | 4:31 pm

Amazon despidió a decenas de empleados de su proyecto de drones de entrega, Amazon Prime Air, debido a que la compañía está recurriendo a ayuda externa para hacer despegar su proyecto.

En las últimas semanas, la compañía llegó a acuerdos provisionales con dos fabricantes externos para construir componentes de su tan esperado avión no tripulado, al que apuesta como un método futuro de entrega para los paquetes de menor tamaño.

Los términos completos de los acuerdos con FACC Aerospace de Austria y Aernnova Aerospace de España aún se están negociando, dijo una persona familiarizada con los planes de Amazon al Financial Times.

La fuente reveló que se espera que pronto también se alcancen acuerdos adicionales con terceros, luego de la ‘solicitud de propuesta’ de Amazon enviada a varias empresas del mundo de los drones enviadas durante el año pasado.

A pesar de que desde 2013 Jeff Bezos, dueño de Amazon, reveló sus intenciones de realizar entregas con drones, según la fuente, aún es un plan que tiene una perspectiva de largo plazo para la compañía.

Sin embargo, esto contrasta con los comentarios de Jeff Wilke, director de consumo de Amazon a nivel mundial, quien el año pasado aseguró en Las Vegas que las entregas de drones de la compañía eran inminentes.

Un portavoz de Amazon confirmó los despidos, los cuales considera como parte de una fase de transición para la unidad, que a principios de este año recibió la aprobación regulatoria de Estados Unidos para comenzar las pruebas limitadas.

“Como parte de nuestras operaciones comerciales regulares, estamos reorganizando un pequeño equipo dentro de nuestra organización Prime Air más grande para permitirnos alinearnos mejor con las necesidades de nuestros clientes y el negocio”, dijo la portavoz Kristen Kish, en un comunicado enviado por correo electrónico.

Aunque Amazon no quiso revelar cuántos empleados tiene ahora trabajando en el proyecto de drones, en el sitio de contratación se reflejan 57 puestos vacantes en Prime Air, en su mayoría relacionados con software y sistemas.

Tanto FACC como Aernnova se especializan en la fabricación de componentes compuestos para la industria de la aviación, contando a Airbus, Boeing, Bombardier y otros entre sus clientes.

Drones, cada vez más cerca

Prime Air de Amazon, que no debe confundirse con Amazon Air, su aerolínea de carga, utilizará un dron totalmente eléctrico con forma hexagonal que puede volar hasta 15 millas y transportar paquetes que pesen menos de cinco libras, según los detalles publicados a mediados de 2019.

En marzo, Amazon anunció que contrataría al ex ejecutivo de Boeing, David Carbon, para dirigir la unidad, en sustitución de Gur Kimchi, que había estado a cargo de ella durante siete años.

Sin embargo, según David Benowitz, jefe de investigación de DroneAnalyst, Amazon está por detrás de lo que ahora es un campo altamente competitivo, y su rival Walmart está listo para comenzar a probar las entregas con la compañía de drones Zipline con sede en San Francisco.

El enfoque previsto de Amazon es aterrizar su dron cerca de la casa del cliente, lo que presenta preocupaciones obvias sobre la seguridad.

Al respecto, la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos está haciendo que los posibles operadores de drones de entrega cumplan con criterios estrictos para comenzar incluso con pruebas limitadas.