9 de septiembre 2021 | 2:47 pm

Amazon presentó su primera línea de televisores este jueves, aumentando la competencia con Roku y Google para controlar el mercado del entretenimiento en el hogar.

La compañía de comercio electrónico ofrecerá dos líneas de televisores: el Omni, que tendrá un precio inicial de  409.99 dólares, y un modelo llamado Serie 4 que costará desde 369.99 dólares. Los televisores saldrán a la venta en octubre y oscilarán entre 43 pulgadas y 75 pulgadas.

La compañía de Jeff Bezos ya es uno de los competidores más grandes en la industria de la televisión conectada, gracias a Fire TV, que los clientes usan para ver Netflix, reproducir música o jugar videojuegos. 

De acuerdo con Bloomberg, la compañía ha vendido más de 100 millones de dispositivos Fire TV, incluidos dispositivos que se conectan a televisores de compañías como Toshiba y Pioneer que tienen software de Amazon en su interior.

Los televisores conectados son una de las categorías de entretenimiento de más rápido crecimiento. La publicidad en los dispositivos superará los 4,000 millones de dólares este año, según EMarketer. 

Amazon está compitiendo con Roku, Google de Alphabet, Samsung y Apple para ser el jugador dominante, reforzando su floreciente negocio publicitario a lo largo del camino.

La fabricación de sus propios televisores permitirá a Amazon construir el hardware que mejor capitalice su tecnología basada en voz, según Daniel Rausch, vicepresidente de dispositivos y servicios de entretenimiento de la compañía. 

Añadió que los clientes pueden pedirle a Alexa, su asistente de voz inteligente, que recomiende un nuevo programa o que reproduzca algo de Netflix sin abrir la aplicación o intentar encontrar el control remoto.