fbpx

11 de marzo 2019 | 5:00 am

Yasmín Esquivel Mossa es el nombre que más suena para convertirse en la nueva ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), una decisión que tomará la Cámara de Senadores este martes.

La actual magistrada del  Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México ha estado en el ojo público debido a que es esposa de José María Riobóo Martín, contratista y analista de Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard que estuvo a cargo del proyecto del aeropuerto de Santa Lucía, lo que ha levantado críticas y suspicacias sobre su nombramiento.

Esquivel ha rechazado en todo momento que su relación con el empresario sea un factor para su posible llegada al a SCJN. Sin embargo, la hipótesis de los “dados cargados” a su favor, hecha por analistas, se reforzó una vez que se dio a conocer la terna en la que competirían también Celia Maya y Loretta Ortiz.

Tanto Maya como Ortiz son cercanas a Morena, partido que fundó Andrés Manuel, y fueron postuladas para contender por la vacante de magistrado presidente de la SCJN, que dejó su ex titular José Ramón Cossío Villegas.

En la terna fueron vencidas por Juan Luis González Alcántara, por una significativa diferencia de nueve votos para Loretta Ortiz y ninguno de Celia Maya.

Esquivel y su círculo político cercano

Desde el 2009, Esquivel funge como magistrada del Tribunal de Justicia Administrativa de la capital, dependencia encarga de impartir justicia en conflictos derivados entre el gobierno capitalino y sus habitantes. Esa posición la ha acercado con diversos actores políticos, como Marcelo Ebrard.

Su cercanía con el ahora secretario de Relaciones Exteriores se consolidó desde 2009, año en que éste, en su calidad de jefe de gobierno capitalino, la nombró magistrada de la sala superior del Tribunal de Justicia Administrativa.

Ya en el ejercicio de sus funciones, la magistrada autorizó la construcción de la Supervía Poniente, una de las mega obras del gobierno de Ebrard, con todo y la denuncia de las organizaciones Greenpeace y el Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria por probables irregularidades detectadas en materia ambiental.

La resolución del caso jurídico estuvo a cargo de la  magistrada de la Sala Superior, Victoria Quiroz Pesquera, sin embargo Esquivel Mossa fue la que avaló la misma.

A la par, en el sexenio de Ebrard Casaubón, José María Rioboó ganó la licitación para la ampliación de la línea 1 del Metrobús.

Dentro del circulo de relaciones de Esquivel Mossa también destaca su cercanía con el magistrado David Jiménez González, otra figura cercana a Marcelo Ebrard.

La relación inició cuando el expriísta era delegado de Azcapotzalco (1989-1992) y la magistrada fue designada Subdelegada Jurídica y de Gobierno.

Más tarde cuando Manuel Camacho eligió a Ebrard Casaubón como Secretario de Gobierno en el antiguo departamento del Distrito Federal, Jiménez González pasó a la dirección General de Gobierno, y a su vez Esquivel fue designada directora de asuntos políticos (1992).

También, cuando Jiménez González asumió como subprocurador de asuntos jurídicos y política criminológica de la extinta Procuraduría General de Justicia de la capital, ella fue coordinadora de asesores en subprocuradora de Asuntos Jurídicos y Políticas Criminológicas (1992-1994)

Esquivel también estuvo a su lado como asesora cuando fue diputado local.

Jiménez Moreno además de aliado Manuel Camacho Solís y Marcelo Ebrard Casaubón, es un personaje relacionado con la lidereza magisterial Elba Esther Gordillo y con Margarita Zavala, excandidata presidencial y esposa de Felipe Calderón Hinojosa.

De esta última, se menciona que influyó para que en 2012 Jiménez Moreno fuera ratificado como magistrado del Tribunal Fiscal de la Federación.

Otro de los lazos que Yasmín Esquivel logró tender fue con el dos veces expresidente del PRI en la Ciudad de México, Manuel Aguilera Gómez, quien la apoyó en su segundo intento por ser diputada local por ese partido.

Actualmente, Andrés Aguilera Martínez, hijo de Aguilera Gómez, funge como coordinador de asesores de Esquivel Mossa.

Finalmente, su nombre también se relaciona con el actual alcalde de Venustiano Carranza, Julio César Moreno, mejor conocido por la dinastía que junto con su familia ha mantenido en aquella demarcación.

Cuando éste  estuvo al frente de la Comisión de Procuración y Administración de Justicia de la Asamblea Legislativa propuso una modificación a la Ley Orgánica del Tribunal de lo Contencioso Administrativo que ayudó a Mossa a reelegirse la Presidencia del Tribunal, acción que se concretó en 2012.

Trayectoria profesional

Pese a las relaciones de Mossa Ortíz, también es de destacarse su trayectoria de más de 33 años como servidora pública.

Actualmente tiene 55 años, es licenciada en Derecho por la UNAM y doctora en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad Anáhuac.

Sus especialidades son en Derecho Administrativo, fiscal y en el Sistema Financiero Mexicano

La elección de la ministra podría ser el próximo 4 de marzo, fecha en la que se espera que la Cámara Alta vote por la vacante.