fbpx
Carlos Slim optimista

26 de noviembre 2019 | 1:17 pm

Carlos Slim Helú prefirió hacer caso omiso al estancamiento de la economía mexicana  y mejor destacar que el gobierno federal ya sentó las bases este año para dar certidumbre a las inversiones.

Este año fue de un nuevo gobierno que entra, nuevos proyectos que se presentan, nuevas situaciones y lo trascendente no era si este año crecíamos 0.5, 0.4 o 0.8%, sino que se sentaran las bases para lo que hoy se plantea gracias al trabajo del Consejo Coordinador Empresarial y del sector privado junto con el gobierno,

dijo el empresario tras la presentación del acuerdo nacional en infraestructura del sector privado.

Este martes, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y el sector empresarial presentaron en Palacio Nacional el documento, donde se expone un primera etapa con 147 proyectos y una inversión de 859,022 millones de pesos.

Slim Helú, cuyo Grupo Carso participará en los proyectos, señaló que lo trascendente para este año no era la expansión económica.

Las declaraciones de uno de los hombres más acaudalados del mundo se dan un día después de que el Inegi publicará sus cifras definitivas sobre el Producto Interno Bruto (PIB) del tercer trimestre, periodo que registró un estancamiento frente al periodo anterior.

Además, los datos ajustados del instituto indicaron que el país tuvo contracciones económicas en el cuarto trimestre de 2018, y en los dos primeros de 2019, por lo que la discusión sobre una recesión técnica volvió.

Slim declaró que el gobierno de López Obrador también ya dio avisos sobre la disciplina fiscal y finanzas públicas sanas durante el sexenio.

Se sentaron las bases con unas finanzas públicas con mucha disciplina por parte del sector público, no subió la deuda, no hay déficit fiscal y la inflación bajó. Están sentadas las bases y eso creó una confianza para la inversión financiera que es la que ahora está disponible para inversión,

agregó.

El empresario resaltó la moderación de la inflación, cuyo dato más reciente es el de la primera quincena de noviembre, de 3.10% anual, tasa que se mantiene dentro del rango objetivo de Banco de México, que va de 2 a 4%.

Slim también destacó el incremento salarial a principios de año. El gobierno federal elevó en 16.21% real a 102.68 pesos el salario mínimo, mientras que en los municipios fronterizos se duplicó a 176.70 pesos.

Con información de El Economista