Cámara de Senadores

2 de marzo 2021 | 8:33 pm

Alrededor de la una de la mañana, el Senado aprobó, con 68 votos a favor y 49 en contra, la iniciativa de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica en lo particular. Con esto, la mayoría de Morena en el Senado pasó la propuesta del Ejecutivo sin cambio alguno y sólo requiere ser publicada en el Diario Oficial de la Federación para entrar en vigor.

El pleno ya había aprobado con 68 votos a favor y 58 en contra, también sin un solo cambio, la iniciativa de reforma en lo general.

El dictamen que modifica los artículos 3, 4, 12, 26, 35, 53, 101, 108 y 126 de dicha Ley fue aprobado en la víspera por las comisiones unidas de Energía; Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático, y de Estudios Legislativos Segunda con 23 votos en favor y 20 en contra.

El Senado tenía 30 días para discutir la iniciativa una vez recibida, pero su aprobación fue acelerada en comisiones y los senadores desecharon la propuesta de legisladores del PAN, PRI, Movimiento Ciudadano y PRD para realizar un Parlamento Abierto sobre el tema.

Morena y sus aliados tienen mayoría en ambas cámaras del Congreso.

“El único futuro es generar nuestra propia energía; se equivocan quienes piensan que depositar en las empresas extranjeras nuestra generación eléctrica y de otras energías es el futuro. Eso es perder”, dijo el senador de Morena, Martí Batres, durante su participación para defender la aprobación de la reforma,

El controvertido proyecto de modificaciones a la ley fue enviado por el presidente Andrés López Obrador como iniciativa preferente a inicios de febrero y avalado sin cambios por la Cámara de Diputados la semana pasada.

La iniciativa avala el despacho prioritario de la generación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en todas sus modalidades, incluyendo plantas que usan combustóleo y carbón, cambiando el orden existente que privilegia las energías más baratas y ha favorecido a las renovables solar y eólica.

Según Moody’s, los cambios propuestos a la Ley de la Industria Eléctrica en México podrían llevar a un alza en los costos de generación de la CFE.

La iniciativa también cuestiona contratos de la CFE con Productores Independientes de Energía (PIE), realizados tras cambios al sector en 1990 y que se mantuvieron en una profunda reforma energética concretada en la gestión que precedió al de López Obrador, un férreo crítico de esa reforma y que apuesta por una mayor presencia del Estado en el sector energético.

También plantea revocar los permisos de autoabasto pues el modelo “ha sido distorsionado” y ha creado un mercado eléctrico paralelo. Los actuales permisionarios podrán solicitar uno nuevo, sujeto a la ley.

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) pidió que la iniciativa no fuera aprobada como fue planteada por el Ejecutivo, pues estima que dañaría “severamente” las condiciones de competencia en la comercialización y generación eléctrica.

En una intervención en contra, el senador por el PAN, Jesús González Delgadillo, recalcó que el objetivo es “buscar las energías limpias y las más baratas para todos los mexicanos”.

El senador Ricardo Monreal, quien se ha caracterizado por presentar las iniciativas de reforma más polémicas en lo que va del sexenio, afirmó que la aprobación inminente de la iniciativa preferente del presidente responde a la advertencia que planteó en 2013, cuando se aprobó la reforma energética.

“No me siento mal ni en conciencia ni en congruencia; advertimos que si llegamos a ser mayoría nosotros revertiríamos aquella reforma energética”, dijo Monreal, unos minutos antes de iniciar la votación en lo general.

La senadora Beatriz Paredes calificó como “grave” la negativa de Morena a realizar un parlamento abierto para discutir este tema, mientras que el senador Julén Rementería, miembro de la Comisión de Energía del Senado, lamentó que la discusión se haya centrado en temas ideológicos sin tocar temas técnicos.

El líder del PRD, Miguel Ángel Mancera, advirtió además que el texto de la reforma viola el artículo 22 del T-MEC, algo que analistas del sector han señalado que traería a México conflictos que requerirán de arbitraje internacional.

El Presidente López Obrador aclaró que el tema de la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica no fue tocado durante su primera reunión virtual con Joe Biden, y dijo que sobre el tema energético se limitó a explicar que México está poniendo orden y limpiando de corrupción.