29 de julio 2020 | 6:00 pm

Nota del editor: Esta nota se publicó originalmente el 29 de julio de 2020 a las 5:00 horas.

La Cámara de Diputados aprobó este miércoles en lo general y lo particular la iniciativa de reforma que permitirá al gobierno federal la compra de medicamentos en el extranjero y sin licitación, a través de organismos internacionales. 

El Pleno de San Lázaro avaló con 290 votos a favor, 71 en contra, y cero abstenciones, la iniciativa del diputado Mario Delgado Carrillo que agrega un párrafo a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público.

Esta propuesta forma parte del plan de combate a la corrupción en el sector salud de la administración federal de Andrés Manuel López Obrador, aunque no garantiza el abasto total de insumos de la salud.

Además, puede erosionar el 40% de las ventas de la industria farmacéutica mexicana, que criticó la iniciativa desde un principio.

“Sería un error creer que solo con eso se va a solucionar el desabasto porque esa problemática va mucho más allá. Lo más que se puede ahorrar del gasto en salud es entre 2% y 5%”, dice Judith Senyacen Méndez, coordinadora de Salud y finanzas públicas del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

El Estado podrá recurrir a organismos internacionales para adquirir medicamentos cuando concluya que la licitación no es la opción idónea para asegurar las mejores condiciones de compra, según establece la propuesta presentada el 17 de junio de 2020.

Sin embargo, esta reforma no garantiza “en automático” el abasto de medicamento e insumos de salud a nivel nacional, dice Senyacen Méndez.

“La principal complicación en el sistema de salud pública es la falta de financiamiento. En todos los países se requiere una inversión de más o menos 6% de Producto Interno Bruto a los servicios de salud, pero en México estamos por debajo de la mitad de eso”, explica.

México apenas rebasó en 2019 la cuarta parte de inversión promedio para salud entre los países integrantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

De hecho, México es el que menos recursos económicos destina per cápita entre los miembros de dicha organización.

En ese rubro, la inversión de México es equivalente a poco más de una décima parte de la de Estados Unidos, líder en el sector, de acuerdo con el reporte Health at a Glance 2019 elaborado por la Organización Panamericana de la Salud.

Cuestionamiento de la industria

El 22 de julio, el presidente López Obrador reclamó públicamente la omisión en el Congreso de la Unión de algunas iniciativas impulsadas desde su gobierno. Una de las que mencionó fue la elaborada por Delgado Carrillo.

Desde mediados del año pasado, el mandatario mencionó la intención de comprar medicamentos en el extranjero ante la supuesta negativa del sector nacional para vender algunos productos a su gobierno.

“Quisieron boicotear no entregando, no vendiendo la medicina que se necesita para curar a los niños del cáncer y pensaban que nos iban a doblegar, ¿pues qué hicimos? Ya se compró la medicina de Francia”, dijo López Obrador en un mitin el 21 de septiembre.

Además, recientemente aseguró que ordenó compras consolidadas de medicamentos por unos 60,000 millones de pesos (mdp) bajo la vigilancia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para 2021.

La industria privada se opone a la medida y rechaza los señalamientos gubernamentales sobre el tema.

Para Rafael Gual Cosío, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma), la reforma permite opacidad en la compra de medicamentos y no establece las reglas del nuevo procedimiento.

“El problema es que la reforma permite eliminar las licitaciones. Lo que pretenden es adjudicar directamente las ‘a través de una investigación de mercado’ en condiciones inequitativas a lo que tenemos en el país”, opina el directivo.

De acuerdo con Gual Cosío, las compras del sector público son de alrededor de 80,000 mdp equivalentes a 40% de las ventas anuales de los afiliados a Canifarma.

“La cancelación de compras públicas a la industria mexicana afectará los ingresos de algunos productores de medicamentos”, advierte.

Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) pidió evitar la discusión de la iniciativa de reforma el miércoles. “Las adquisiciones sin licitación a agentes extranjeros (…) propician opacidad y corrupción”, dijo en su cuenta de Twitter.

En los últimos cinco años la Auditoría Superior de la Federación ha reportado irregularidades en la compra de medicamentos como sobreprecios, falta de control en las entregas y falta de comprobantes de cumplimiento por parte de proveedores.