27 de octubre 2021 | 8:30 am

Nota del editor: esta nota se publicó originalmente a las 16:05 y se actualiza con la aprobación de la Ley de Ingresos 2022

El pleno del Senado de la República aprobó este martes en lo general y en lo particular la miscelánea fiscal 2022 que incluye modificaciones a la Ley del IVA, ISR, IEPS y del Código Fiscal de la Federación entre otros.

La aprobación se dio con 67 votos a favor; 47 en contra, y 1 abstención y se turnó al Ejecutivo para sus efectos constitucionales.

Tras la aprobación de la miscelánea fiscal, el Senado aprobó en lo general y en lo particular la Ley Federal de Derechos con 66 votos a favor; 41 en contra.

Posteriormente, alrededor de las 3:20 am, el pleno del Senado aprobó en lo general y en lo particular la Ley de Ingresos 2022 con 67 votos a favor y 38 en contra, de la cual se estima captar 7.08 billones de pesos.

El secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O destacó la aprobación de los tres dictámenes y aseguró que representa un avance en el proceso de recuperación de la economía mexicana.

Miscelánea fiscal

Los cambios más relevantes serán: RFC obligatorio a mayores de edad; tasa 0 de IVA a productos de higiene femenina, y el limite de deducción a donatarias por parte de personas físicas la cual no será de 7%, sino que los donativos se incluyan en el límite global las deducciones que es de 15%, y la aplicación del régimen simplificado de confianza.

Ley Federal de Derechos

Esta estipula incremento en el precio de los pasaportes y entrada a museos.

Por la emisión de pasaportes pasará a 754.67 pesos por vigencia de un año; tres años valdrán 1,471.46 pesos; seis años, 1,998.77 pesos y por 10 años, 3,606.11 pesos.

El precio para de acceso a museos y zonas arqueológicas pasará de 65 a 85 pesos, dependiendo en qué clasificación se encuentre el lugar.

Ley de Ingresos

Referente al marco macroeconómico, los Senadores no realizaron ningún cambio y se estima captar 7.08 billones de pesos, de los cuales el 55% serán impuestos con 3.9 billones de pesos.

Los principales indicadores de la economía quedaron sin cambios, tal como se envió en un inicio a pesar de críticas de la oposición que argumentaron un optimismo en el PIB de 4.1% y una subestimación del precio de la mezcla mexicana.