21 de febrero 2019 | 10:33 am

Advertisement

El Plan de Atención a Instalaciones Estratégicas de Petróleos Mexicanos (Pemex) para combatir el robo de combustible, implementado desde el 20 de diciembre, ha reducido de 56,000 a 8,000 barriles diarios de combustible robado y se han asegurado 7 millones de litros de combustibles, según cifras difundidas en la conferencia matutina de Andrés Manuel López Obrador este jueves.

“A partir de que se inició el control de los ductos del 21 al 31 de diciembre, la disminución fue del orden de 23,000 barriles diarios. En enero, el promedio diario fueron 18,000 barriles diarios y lo que va de febrero, promedian 8,000 barriles diarios”, detalló el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza.

Se estima que el ahorro para 2019 sea de 48,000 millones de pesos, añadió Romero Oropeza.

La batalla del gobierno mexicano contra el huachicoleo ocasionó escasez de combustible en algunas zonas del país, pero es el plan de hidrocarburos de esta administración el que amenaza con debilitar las finanzas de Pemex y su aporte a las finanzas públicas.

López Obrador dio a conocer que han detenido a 175 personas implicadas en este ilícito, de los cuales algunos ya están en prisión preventiva.

Ayer, la Cámara de Diputados avaló la reforma que convierte en delitos graves, que ameritan prisión preventiva oficiosa, el robo de hidrocarburos, el uso de programas sociales con fines electorales, enriquecimiento mediante actos de corrupción, feminicidio, entre otros.

De acuerdo a especialistas consultados por EL CEO, esta reforma es un retroceso en el sistema de aplicación de Justicia que afectará principalmente a los estratos sociales de menores ingresos y que no incidirá en los niveles de delincuencia.

Advertisement