Deer Park

2 de septiembre 2021 | 5:00 am

Con la rehabilitación de sus refinerías, Petróleos Mexicanos (Pemex) va en reversa respecto a las estrategias de las empresas a nivel global, que han dejado de enfocarse en la producción de combustibles fósiles.

Además, la inversión que la petrolera ha destinado a las seis refinerías que hay en el país es minúscula respecto a las necesidades reales que tienen, coincidieron especialistas del sector.

En su Tercer Informe de Gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), destacó que su política energética busca que México produzca su propia gasolina y diésel y deje de importarlos. A su vez, comentó que en sus tres años de gobierno, la inversión a las seis refinerías ha sido de 33,581 millones de pesos.

Gonzalo Monroy, director de GMEC, consideró que Pemex va en reversa respecto a lo que está ocurriendo a nivel global y a la tendencia de los mercados tanto de combustibles como de plásticos.

La realidad es que no están funcionando las rehabilitaciones, el presupuesto que se ha hecho es prácticamente minúsculo comparado con las necesidades reales de las refinerías

 comentó el director de GMEC.

Mencionó que la refinería de Cadereyta solo alcanza una capacidad de 45%, a pesar de que los niveles adecuados son por arriba de 90% y que la operación de la refinería de Tula se encuentra detenida por la implementación de coquizadoras.

Deer Park y Dos Bocas ¿mejorarán la producción?

El presidente López Obrador también habló sobre la oferta que hizo a Shell para comprar su parte de la refinería Deer Park, la cual se ubica en Houston, Texas. Con esta refinería, el mandatario prevé una producción de 150,000 barriles diarios.

Monroy recordó que esta compra- que se encuentra en proceso de autorización en Estados Unidos- complicará la situación financiera de Pemex porque se incrementarán sus gastos operativos.

“Tanto Fitch como Moody’s han mencionado que la compra de la refinería de Deer Park, deja a Pemex en una situación muy complicada porque eventualmente se incrementan sus gastos de operación. A Pemex le está produciendo pérdidas refinar cada barril de petróleo y eso hace una degradación y deterioro de su calidad crediticia”, planteó.

Por su parte, Miriam Grunstein, socia senior de Brilliant Energy, comentó que, mientras la tendencia mundial es deshacerse de las refinerías, México está adquiriendo una.

Deer Park va a producir lo mismo o menos de lo que producía antes y tenemos que ver qué contratos están ya comprometido a otros compradores. Habría que ver cuántas de esas gasolinas y de esos combustibles podrían garantizar la demanda nacional , destacó.

Sin embargo, parte de esa demanda podría cubrirse con la nueva refinería de Dos Bocas en Paraíso, Tabasco, que se terminará de construir en julio del 2022 y procesará 340,000 barriles diarios.

Pagos con descuento al crudo

AMLO señaló que durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, en lugar de hacer nueva refinería se decidió que Pemex se asociara con Shell para compartir la refinería Deer Park.

Al respecto,Gonzalo Monroy sostuvo que fue un gran negocio porque a Pemex no le costó ni un solo centavo asociarse en Deer Park, ya que Shell puso todo el dinero y la reconfiguración para las coquizadoras.

Pemex, por su parte, pagó a través de un contrato de largo plazo con descuento a su mezcla mexicana.