Alemania impulsa las energías renovables

11 de febrero 2021 | 6:25 pm

La Cámara de Diputados arrancó este jueves la primera jornada del Parlamento Abierto para discutir la iniciativa de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, un día después de que la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados aprobó -en fast track- el proyecto que propuso el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Con 31 votos a favor, 11 en contra y dos abstenciones, la Comisión respaldó la iniciativa del titular del Ejecutivo que, entre otros puntos, pretende modificar el orden de los generadores de energía que proveen al sistema eléctrico nacional en beneficio de la Comisión Federal de Electricidad sobre los particulares. La iniciativa fue turnada a la Comisión de Energía.

El Parlamento Abierto, que finaliza mañana, tiene dos mesas temáticas “Energía Eléctrica” y “Energías Renovables y Transición Energética”.

Al inicio del parlamento, el diputado presidente Manuel Rodríguez González dijo que la iniciativa deberá dictaminarse en un plazo no mayor a 30 días.

Dulce María Sauri, presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, especificó que la ley debe estar lista antes del 2 de marzo, para que a la vez sea turnada a la colegisladora que, como Cámara revisora dispondrá también de 30 días antes de culminar el proceso de reforma de la Ley de la Industria Eléctrica.

“Esta iniciativa anticipa una escala de litigios legales, tanto en Tribunales internacionales entre el Ejecutivo Federal y las empresas extranjeras, como confrontaciones con sus gobiernos, cuyas consecuencias económicas son imprevisibles”, advirtió la diputada Verónica Beatriz Juárez Piña.

De acuerdo con la diputada del PRD, la iniciativa generaría incertidumbre jurídica por el cambio de reglas “de aplicación retroactiva”, con gobiernos extranjeros a partir de las estipulaciones firmadas en tratados internacionales de comercio.

“Es absolutamente inadmisible pensar que la Comisión Federal de Electricidad debería de competir por encima, por arriba o por delante de energías limpias, cuando sus energías emanen de energías fósiles. Esa va a ser la postura de mi grupo parlamentario, por supuesto con mucho respeto, entendiendo el derecho absoluto que tiene el presidente, que a través de una iniciativa preferente, presente ante el Congreso Mexicano esta iniciativa de enorme relevancia”, aseguró Arturo Escobar, representante del Partido Verde Ecológico de México, uno de los más recientes aliados de Morena.

Guadalupe Loya, de Movimiento Ciudadano, advirtió que la reforma pretende desaparecer el mecanismo de despacho de energía de las centrales eléctricas del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) y busca priorizar las plantas de la CFE.

“La iniciativa ya no obligaría a la Comisión a comprar los certificados de energías limpias a través de las subastas, lo que esto generaría opacidad en la compra de estos. Además, permitiría que la Comisión Federal de Electricidad Suministro Básico, adquiera energía potencial y fuera de las subastas, por lo que la Comisión Federal podrá decidir a quién comprar y no importando si es más caro y no rindiendo cuentas al respecto”, dijo. 

En su turno, Gerardo Fernández Noroña, en representación del diputado Reginaldo Sandoval Flores, coordinador del Partido del Trabajo, aseguró que su partido respaldará sin condiciones la iniciativa que propuso el presidente.

“Esta iniciativa no pretende sacar a las empresas extranjeras del mercado nacional, ni pretende desalentar la inversión. Simplemente pretende generar una competencia mucho más equilibrada porque resulta que no tenemos mayores subsidios para el pueblo”, dijo.

En la discusión participaron también los diputados Juan Carlos Romero Hicks, coordinador del grupo parlamentario del PAN; Enrique Ochoa Reza, que participa en representación del coordinador del grupo parlamentario del PRI, René Juárez; Verónica Beatriz Juárez Piña, coordinadora del PRD, y Dolores Padierna, vicepresidenta de la Mesa Directiva.