fbpx

25 de febrero 2019 | 5:00 am

El organismo encargado de garantizar el desarrollo de las mujeres y de su participación en la vida pública de México estrena dirigencia este lunes. La doctora franco-mexicana Nadine Gasman Zylbermann asumirá la dirección del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

Tras un proceso de más de dos meses en el que participaron 30 aspirantes, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que será Gasman, una mujer que ha trabajado durante 18 años en cuestiones de derechos sexuales, reproductivos y de género en Latinoamérica, la nueva titular del organismo.

“Se ha decidido nombrar a la Doctora Nadine Gasman, ella va a ser la directora del Inmujeres, es una doctora con amplia experiencia en defensa de las mujeres”, dijo López Obrador durante su conferencia matutina del pasado miércoles.

“Es la primera feminista en más de 20 años en ocupar la titularidad del Inmujeres. Nadine tiene décadas trabajando por los derechos de las mujeres y que ha sido parte del movimiento feminista a nivel internacional”, dice Karla Micheel Salas Ramírez, abogada y activista en temas de feminicidio.

Preparación y cargos

Nadine Gasman tiene 59 años, es médica y tiene las nacionalidades mexicana y francesa. Estudió una maestría en Salud Pública en la Universidad de Harvard y se doctoró en Gestión y Políticas de la Salud por la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, según un perfil elaborado por ONU Mujeres.

Antes de aterrizar en su nuevo cargo, el cual obtuvo tras un proceso de selección en el que participaron 30 aspirantes, Gasman fue representante de la oficina de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Mujeres en Brasil.

Durante su paso por la ONU fue directora de una campaña para poner fin a la violencia contra las mujeres en América Latina y El Caribe entre 2010 y 2013. En los cinco años previos fue representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas en Guatemala.

Su trayectoria en México incluye la dirección de Ipas México, una organización no gubernamental “que trabaja para incrementar la capacidad de las mujeres para ejercer sus derechos sexuales y reproductivos, especialmente el derecho al aborto”, según su página web.

Su propuesta

El Inmujeres es un organismo federal que busca “asegurar el pleno desarrollo de las mujeres, garantizando el ejercicio y el goce de sus derechos humanos y libertades fundamentales en igualdad de condiciones con los hombres”, según la página de la organización.

Uno de los compromisos con las que llega la doctora Gasman a la dirección del instituto es poner en agenda temas para lograr la “igualdad sustantiva y contribuir a la superación de las desigualdades entre mujeres y hombre”, escribió en su cuenta de Twitter la ahora funcionaria el día que se dio a conocer su nombramiento.

Su propuesta, además, incluye fortalecer el papel del Inmujeres a través de un marco legal acorde al desarrollo en materia de igualdad de género de las leyes mexicanas, según relató cuando comenzó el concurso para la dirección del instituto a Cimac Noticias, un medio enfocado en temas con perspectiva de género.

“Acertadamente propone mejorar la ley que crea al Inmujeres. Existe un conflicto en las atribuciones del Inmujeres que ha implicado que impide que haya claridad en las políticas para poder combatir la violencia en contra de las mujeres, que debe ser el tema prioritario”, dice Salas Ramírez.

Polémica nominación, pero con expectativas

“Mi madre era francesa y bien francesa en el comportamiento. Hablo francés, corto la cultura francesa, pero cuando se trata de mi doble nacionalidad, cada vez que alguien me pregunta lo que soy, pienso ‘mexicana’, siempre mexicana”.

El anterior es un fragmento de una entrevista que Nadine Gasman concedió en 2015 al diario O Globo de Brasil, donde vivió entre durante los últimos cinco años.

Precisamente su lugar de residencia en ese lapso ha ocasionado cuestionamientos a su nombramiento debido al temor de que haber vivido fuera de México le pueda impedir hacer un buen papel en su nuevo cargo, como lo manifestó Magdalena García Hernández, representante del movimiento Pensadoras Urbanas, en diciembre, según reportes de prensa.

Sin embargo, las expectativas sobre la función que pueda desarrollar Nadine Gasman en su nueva función se mantienen elevadas entre los activistas.

Como miembro de la comunidad transexual, Rocío Suárez, coordinadora del Centro de Apoyo a las Identidades Trans, pide que se combata la violencia que sufre este sector y se mejoren sus condiciones laborales, de salud y de seguridad.

“Esperamos que se empuje por el reconocimiento de la identidad de género a nivel nacional, la atención a la salud en manera especializada sobre cuestiones como los cambios corporales o las enfermedades de transmisión sexual”, dice Rocío Suárez en entrevista con EL CEO.

Coincide la abogada Salas, y agrega que la nueva titular cuenta con la preparación necesaria para ejercer una administración con mejores resultados que quienes la antecedieron en el cargo.