5 de mayo 2020 | 8:39 pm

De no haberse tomado a tiempo las medidas de distanciamiento social, la curva sería más pronunciada y estarían en riesgo la mayoría de los 126 millones de mexicanos, aseguró el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, en una entrevista con Reuters.

Vamos ganando,

aseguró el epidemiólogo, a pesar de que el número de infectados y fallecidos se han venido duplicando en las últimas semanas.

En entrevista, López-Gatell afirmó que los números son alentadores, pues México todavía tiene una amplia capacidad de respuesta ante las medidas adoptadas que permitieron cambiar el rumbo de la epidemia y tener efectos positivos que han reducido la velocidad de transmisión y contagios.

Además del distanciamiento social, el Gobierno llamó a los ciudadanos a mantenerse en casa, por lo que las escuelas y universidades suspendieron clases presenciales, se cerraron estadios, museos y locales comerciales, así como las industrias consideradas “no esenciales”.

El Valle de México, que incluye a la Ciudad de México y al Estado de México y que alberga a unos 21 millones de habitantes, es el área más golpeada por el coronavirus en el país.

Aún así, el doctor en epidemiología por la Universidad Johns Hopkins dijo que están “muy por debajo” de los 10,000 infectados esperados para la zona y que podrían llegar sólo a la mitad”.

Para todo el país, las autoridades esperan alcanzar unos 6,000 fallecidos, un 25% menos que los estimados antes de empezar la fase más aguda de la pandemia.

Sin embargo, tal como han advertido algunos expertos, la actual podría ser apenas la primera ola de contagio del virus, que ha dejado 3.6 millones de infectados y más de 251,000 fallecidos alrededor del mundo, de acuerdo a un conteo de la agencia de noticias.

No es lógico pensar que mientras haya una epidemia de enfermedad infecciosa en el resto del mundo, cada país va a estar a salvo de reinfectarse,

aseguró el funcionario, quien en 2009 participó del equipo que combatió la pandemia de la gripe A (H1N1).

El médico explicó que la influenza (estacional) va a regresar en octubre y se va a ir en marzo del próximo año, sin embargo, está seguro que “definitivamente va a pasar”.

No obstante, el médico especialista anticipó que lo que no se sabe -y es probable- que ocurra es que, junto con la influenza, pudiera venir las segunda gran oleada de COVID-19.

¿A ciegas?

México es el país que menos pruebas para detectar el coronavirus ha realizado de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE): apenas 0.4 pruebas por cada 1,000 habitantes, mientras que la media de la entidad es de 22.9.

Sin embargo, López-Gatell sostuvo que el país no necesita hacer tantas pruebas para tomar políticas acertadas. Según una estimación oficial, México tuvo 104,562 infectados hasta hace dos semanas, a diferencia de los casi 25,000 que ha reportado según las pruebas.

En su opinión, no se necesita el número de los casos, sino entender los datos y cómo es la mecánica de una epidemia para tomar las decisiones más adecuadas.

Hay varias personas que dicen ‘estamos a ciegas, no tenemos información’. Está a ciegas el que quiere ir a ciegas. Nosotros tenemos la información adecuada para tomar decisiones,

aseveró.

Para sostener su afirmación, el funcionario hizo una analogía con las crecientes cifras de homicidios en México y explicó que el Gobierno no necesita saber la cantidad de éstos para tomar acciones de prevención contra el crimen organizado, que dejó, en promedio, 95 asesinatos diarios el año pasado.

Asimismo, confesó que “es muy probable” que en México se esté subestimando la cantidad real de muertos como consecuencia del coronavirus, luego de haber recibido críticas porque supuestamente se estarían diagnosticando como “neumonía atípica” muchas muertes relacionadas a COVID-19, la enfermedad transmitida por el coronavirus.

“(Se subestima la cantidad de muertos) con influenza todos los años, no tendría por qué ser diferente en el caso de una enfermedad emergente como COVID-19”, dijo López-Gatell, quien vaticinó que es muy probable que, dos o tres años después del inicio de la pandemia, se tengan en retrospectiva revelaciones muy importantes sobre lo ocurrida con el COVID-19.

Sin fecha de reinicio

El doctor López Gatell aseguró que aún no se han definido las fechas de reinicio de sectores económicos clave como el automotriz, luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmara que permitiría que éste retome actividades a la par del sector en Estados Unidos.

Al respecto, aseguró que ello no era necesariamente así (México debe reabrir antes que Estados Unidos), pues México entró a la epidemia de COVID-19 un mes después de Estados Unidos.

Por ello, señaló que, en un momento dado, si Estados Unidos ya está en una fase de estabilización de su epidemia, México “apenas está de ida”.