fbpx

5 de junio 2019 | 5:00 am

La Cepal publicó la semana pasada un estudio donde concluye que la Inversión Extranjera Directa (IED) de los últimos 10 años no se ha traducido en valor agregado para México. Expertos coincidieron en que se trata de un fracaso por parte del gobierno para ayudar a generar este valor.

Raúl Ornelas, investigador del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, consideró que la presencia mayoritaria de empresas transnacionales provocan que los elementos fabricados en nuestro país sean muy dispersos y estén complementados por piezas de otros países. Esta situación, conocida como deslocalización productiva, se traduce en una “manufactura ensambladora” que carece de la tecnología y especialización más sofisticada del proceso.

Como muestra, según la Cepal, el sector que más valor agregado está generando es el de las frutas, uno de los pocos que cuentan con una cadena de valor completa establecida en nuestro territorio.

Para Ornelas, la solución a esta fuga de valor se encuentra en la integración productiva.

(El gobierno debería) impulsar a las grandes transnacionales a que implementen más tecnología y contraten personal calificado nacional que dé pie a una mayor integración local (…) También hay que cambiar la idea de qué es lo que fabricamos; por ejemplo, en la industria automotriz producimos vehículos personales y familiares, cuando las necesidades de nuestras ciudades giran alrededor del transporte público

Raúl Ornelas, Investigador del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM

Kristobal Meléndez, coordinador de Cuentas Subnacionales del CIEP, explicó que el periodo estudiado por la CEPAL comprende un momento más maduro de la inversión extranjera en México, cuando se estabilizaron los montos de inversión y ya se habían establecido las cadenas de valor. Por esta razón, el impacto en el crecimiento económico ha sido menor.

No es que sea completamente cierto porque (la inversión) sí ha sido muy eficaz. No se ha representado en crecimiento económico, según la Cepal, pero hay que ver que ha generado una fuente de ingresos de forma importante(…) En mi opinión sí ha generado valor agregado por su impacto en las fuentes de empleo

Kristobal Meléndez, Coordinador de Cuentas Subnacionales del CIEP

Meléndez cree que la labor de potencialización de este valor agregado debería recaer en el gobierno y no en las empresas, pues el desarrollo de tecnología local compete a las autoridades, mientras que los privados están preocupados por mantener el mejor modelo de negocios posible.