fbpx

14 de mayo 2019 | 5:00 am

El presupuesto asignado a la construcción de la refinería de Dos Bocas es de 8,000 millones de dólares, sin embargo, los anexos publicados por la Secretaría de Energía no contempla la infraestructura necesaria para que esta opere al 100%. Todas estas obras podrían elevar el costo final a cerca de 18,000 millones de dólares, de acuerdo con expertos.

En mi estimado, para que tuviera todo lo que necesita para operar serían entre 15 y 18 (miles de millones de dólares) dependiendo del terreno. Además de la refinería se requiere adecuar el terreno, también es una zona muy propensa a inundaciones y se tiene que levantar el terreno dos o tres metros. Tienen que ampliar el puerto y no sé si eso va a requerir dragar, van a tener que hacer la conexión por tierra, tienen que conectar con ductos hasta Villahermosa… básicamente es eso.

Rodrigo Favela, Socio, HCX

Favela destacó también que la construcción de los caminos que llevarán a la obra podría tomar hasta dos años, por lo que la obra ya debería estar siendo licitada para poder terminar la refinería dentro del rango de tiempo establecido por Presidencia.

Gonzalo Monroy, director de GMEC, destacó también que hace falta contemplar la planta de cogeneración y las unidades habitacionales necesarias para hospedar a los trabajadores de la refinería. Según su cálculo, las obras adyacentes ascienden a 4 mil mdd, lo que eleva el presupuesto total a poco menos de 16,000 mdd.

Favela también se mostró pesimista ante la posibilidad de que la obra se cumpla en tiempo y forma, pues las empresas internacionales confirmaron que se tratan de tiempos y presupuestos muy justos. También explicó que no está garantizado que Sener sea capaz de coordinar la construcción.

La obra es de alto costo y requiere una coordinación muy estrecha entre constructores y proveedores. El volumen de equipos no es sencillo de conseguir, muchos de ellos se tienen que fabricar y sólo algunas empresas en el mundo pueden hacerlo. Dependiendo de este proceso de fabricación, la obra podría retrasarse

Rodrigo Favela, Socio, HCX

Por su parte, Alejandro Limón, Investigador del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, señaló que la reasignación de nuevo presupuesto para que Pemex funja como constructor significará la pérdida de presupuesto para otras actividades.

Pemex destina su presupuesto a tres áreas principales: producción de petrolíferos, distribución de petrolíferos, y pago de pensiones y salarios. En este año se tuvo una ligera desviación hacia producción, entonces esta nueva actividad va a acentuar esta diferencia y puede tener complicaciones en la distribución. Es un tema delicado con la venta ilícita de combustibles y hay que tener cuidado si Pemex deja esta actividad de lado

Alejandro Limón, Investigador, Centro de Investigación Económica y Presupuestaria