9 de junio 2021 | 5:00 am

Luego de celebrarse las elecciones federales y pasados varios días de que algunos influencers promovieran el voto a favor del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en plena veda electoral, es incierto si recibirán o no alguna sanción.

Si bien el Instituto Nacional Electoral (INE) ordenó a los influencers ‘bajar’ de las redes cualquier video que promoviera el voto para el partido, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación es el responsable de imponer las sanciones de delitos electorales.

Desde las redes sociales, principalmente Twitter e Instagram, Tec-Check, la Organización de Consumidores en Línea A.C, está promoviendo la denuncia ciudadana digital como un esfuerzo colectivo en contra estos influencers a través de denuncias individuales ante el INE.

En un esfuerzo colectivo apoyado por varios activistas digitales, se espera que el INE y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación tomen su rol serio en prevenir que estas practicas se repiten nuevamente

Maximilian Murck, director general de Tec-Check

La organización envió a Ciro Murayama, consejero del INE, toda la documentación a su disposición, a la espera de poder contribuir a una discusión pública sobre la necesidad de regular e implementar una ley para la publicidad de influencers.

Tec-Check solicitó al INE una postura ante las denuncias masivas y también sobre cómo planean prevenir este tipo de prácticas en las elecciones del 2024. “Queremos rendición de cuentas”, aseguró Murck.

Promoción en veda electoral

Todo empezó un día antes de las elecciones, el sábado 5 de junio, cuando bajo un mismo modus operandi varias cuentas de ‘famosos’ en Instagram generaron una dinámica de preguntas con su audiencia para responder por quién emitirían su voto.

El llamado se realizó bajo un mismo esquema: Los influencers hicieron publicidad y propaganda sin transparentarla, etiquetando al Partido Verde para generarle nuevos seguidores, en plena veda, explicó Murck.

La recopilación de toda la evidencia digital de Tec-Check fue promovida también por la cuenta @whatthefffake, quien compartió en hilo las stories en Instagram de todas las cuentas de los influencers que promovieron el voto un día antes de las elecciones:

El día de las elecciones, el INE se limitó a hacer un llamado a los influenciadores para eliminar de redes sociales los videos en los que se promueve el voto en favor del Partido Verde.

¿Y la regulación?

La publicidad a través de influencers es ya una práctica regulada en otros países con económicas digitales justas y desarrolladas, aseveró Murck.

Por ejemplo, en Alemania, cualquier influencer que promociona un producto o servicio tiene que poner un hastag #publicidad (“#Werbung”) en cada post. Y si bien ese hastag suele utilizarse en redes sociales, en la promoción del voto al Partido Verde no fue así.

El llamado de Tec-Check @teccheckmx en redes sociales a la denuncia de los influencers que violaron la veda electoral tiene un antecedente inmediato, pues dos semanas evidenciaron una campaña de publicidad engañosa a través de influencers por los organizadores del Hot Sale.

México, menos influyente

México es el octavo país del mundo y el segundo en América Latina del Top 15 de las naciones con el mayor número de cuentas activas de Instagram a nivel global, con un total de 29 millones de cuentas activas diariamente, según datos de Statista.

En 2021, los influencers en el mercado mexicano son menos influyentes que hace un par de años, de acuerdo con un análisis de Statista que refiere que México ha perdido impacto en la compra de los consumidores, el único país que se contrae frente al crecimiento de otros países ‘influyentes’.

Más pruebas

A través de Twitter, la cuenta @whatthefffake reveló que a través de una fuente anónima recibió información sobre las agencias de publicidad involucradas en el manejo de influencers para la promoción del voto del Partido Verde.

Hasta el cierre de esta nota, se desconoce la cifra que fue pagada a cada uno de los influencers, aunque se estima que el pago dependió del número de seguidores de cada una de los influenciadores promotores del voto por un partido en plena veda electoral.