fbpx

12 de junio 2019 | 5:00 am

La Fiscalía General de la República cuenta con un rezago heredado de la antigua Procuraduría, pero a este se suma una falta de acción por parte de la nueva institución. Además, en el reporte de los primeros 100 días, se presentaron cifras que no cuadran con las obtenidas a través de transparencia y que podrían dar la apariencia de una situación aún más precaria, según reveló un estudio de México Evalúa.

(Esto) es un diagnóstico preliminar, todavía les queda todo el año para hacer un diagnóstico completo e integral de toda la institución para que de ahí se derive un plan de transición para ser presentado en 2020(…) Aunque sea un informe preliminar, nosotros tenemos algunos problemas como el tema de los datos en relación al rezago institucional: no nos queda clara la fuente y metodología de ese cálculo (dado por el fiscal). Esto nos preocupa porque los datos que nos entregó la propia fiscalía son datos muy distintos.

María Novoa, Coordinadora del Programa de Justicia, México Evalúa

El observatorio realizó una solicitud de información mediante la cual la Fiscalía reportó 71 mil 500 casos pendientes entre carpetas de investigación y averiguaciones previas. Sin embargo, en su discurso por el informe de los 100 días, el fiscal Alejandro Gertz Manero reportó 300 mil casos pendientes: un aumento de más de 300%.

Más allá de las discrepancias en los datos de la Fiscalía, los expertos coincidieron en que existen ciertas problemáticas que amenazan el éxito a corto plazo del nuevo órgano.

Considero que cuando una institución pasa por un proceso de neo-institucionalismo, 100 días es poco tiempo para hacer una evaluación en términos de administración pública y reingeniería de procesos. No se han dado resultados porque tenemos un sistema de impartición de justicia con altos niveles de opacidad, un sistema operativo muy aletargado y una justicia muy desigual(…) Con estos antecedentes la FGR no ha podido dar resultados porque el combate a los crímenes de alto impacto no ha tenido resultados importantes.

Ulises Corona, Catedrático e Investigador, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales UNAM

Corona explicó que parte de esta ineficacia se debe a que la persecución de delitos graves no ha quedado permanentemente ligada a la fiscalía. Los casos de corrupción, por ejemplo, están a cargo de la Unidad de Inteligencia Financiera, la cual depende de Hacienda, mientras que la Guardia Nacional y las fuerzas armadas han estado a cargo del combate al huachicol y ahora se encargarán de la vigilancia de la frontera sur. El académico consideró también que, además de problemas de funcionalidad de la institución, parece que el titular Gertz Manero tiene un problema de credibilidad.

Corona señaló que el más grande indicador de la mejora en la operación de la FGR será la reducción de índices delictivos en el país, tanto en los números oficiales como en la percepción de la población en general. “Gobierno que no resuelve, lejos de ser burocrático, permea corrupción. Otra forma de llamar a la corrupción es la no entrega de resultados, y creo que eso es lo que está pasando: ya estamos en foco amarillo. Cierto, 100 días es poco para evaluar, pero si al día 150 o 200 no hay resultados, alguien tiene que dar un manotazo en el escritorio para evitar las patadas en las puertas de las instituciones que provendrían de una población exigiendo respuestas”, dijo.

Uno de los retos más grandes de la Fiscalía es encontrar un equilibrio entre la política de austeridad del Gobierno y las necesidades básicas de recurso humano para atender las responsabilidades del órgano. Novoa explicó que el reporte publicado por la FGR deja algunas dudas sobre las decisiones que se han tomado en este respecto, lo cual resulta preocupante.

Nosotros damos el beneficio de la duda porque queremos esperar el informe definitivo(…) Creo que el tema del recurso humano es la principal información crítica, el tema de sus procesos institucionales y operación, ya están creando nuevas unidades y no se dice cómo viene el asunto del organigrama y el planteamiento de la infraestructura. Hay vacíos importantes y nosotros aspiramos a tener un reporte más completo e integrado que nos explique de dónde sale la información.

María Novoa, Coordinadora del Programa de Justicia, México Evalúa