fbpx

5 de marzo 2019 | 5:00 am

Enoch Castellanos Férez asume este martes la presidencia de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) y, con ello, el reto de dialogar con el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador para velar por los intereses de sus agremiados.

El reto no es menor, pues llega en momentos de tensiones por posibles estallidos de huelga en varios sectores –como los que se viven en Matamoros– y cuando la industria siderúrgica enfrentó problemas arancelarios que pusieron en riesgo miles de empleos, asunto que se resolvió apenas la semana pasada.

Castellanos es reconocido entre los empresarios por su amplia visión sobre cómo ayudar a las pequeñas empresas, en una coyuntura en la que el país está creciendo menos de lo esperado.

Su llegada no es sorpresiva, pues desde el 31 de enero es el candidato único para encabezar el organismo que agrupa a empresas de sectores industriales, químicos, metal-metalúrgicos y de bienes de capital, entre otros.

Dentro de sus propuestas para la dirigencia nacional del organismo están la articulación de políticas industriales para apoyar a las micro, pequeñas y medianas empresas, dinamizar el mercado interno y fomentar las compras locales en cada uno de sus sectores productivos. Además, ha apuntado a la necesidad de buscar nuevos mercados para la exportación y darle valor agregado a los productos del sector agroindustrial.

Las empresas afiliadas a la Canacintra aportan 18% del Producto Interno Bruto de México y generan uno de cada cuatro empleos formales en el país.

Su relación con las empresas

El nuevo presidente de Canacintra nació en Chiapas, pero gran parte de su vida profesional la ha realizado en Coatzacoalcos, Veracruz.

Desde 2003 es miembro del consejo de administración y socio de Lavado Ecológico de Autotanques (LEASA), firma que solo registra un contrato con el gobierno en toda su historia.

En 2008, la firma ofreció un servicio de limpieza a líneas de drenajes, registros y cárcamos de aguas industriales a Pemex Petroquímica por 605,354 pesos.

A partir de 2010 se integró al consejo de administración de Manufacturas Metálicas y Servicios Industriales SA de CV, empresa de la que es socio y posee 80% de las acciones, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía. Esta firma tampoco tiene contratos con el gobierno.

También es socio de OSI de Norteamérica, una firma registrada en la Ciudad de México.