fbpx
protección civil

12 de octubre 2019 | 5:00 am

México conmemora este domingo el Día Internacional para la reducción del riesgo de desastres con el presupuesto más bajo en materia de protección civil en casi una década.

El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación contempla recursos por 143.9 millones de pesos para la Coordinación Nacional de Protección Civil en 2020. Este es el monto más bajo solicitado para este órgano desde 2011, cuando se le destinaron 135.8 millones de pesos.

Comparado con el presupuesto destinado el año pasado – último en el que perteneció oficialmente a la Secretaría de Gobernación – a la máxima instancia de protección civil en México, en 2020 se espera una reducción de 25.4%.

La reducción del presupuesto para la Coordinación Nacional de Protección Civil refleja el esfuerzo de la administración federal actual para cerrar los espacios de discrecionalidad en el manejo de sus recursos, considera el coordinador nacional de protección civil, David León.

Estos esfuerzos contemplan un mayor rigor para determinar acciones en caso de desastres y la participación coordinada de las dependencias municipales, locales y federales, también conocida como Sistema Nacional de Protección Civil.

El Sistema da respuesta a la prevención, preparación y gestión de las emergencias a través de todas las dependencias, no solo de la Coordinación

, dice León. 

Ante una emergencia, la Coordinación Nacional de Protección Civil es la encargada de garantizar que todas las partes trabajen de manera conjunta en actividades de auxilio e intercambio de información.

Desastres naturales, una preocupación mundial

En 2009, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) designó el 13 de octubre como Día internacional para la reducción de riesgo de desastres como una forma de concientizar a los gobiernos sobre cómo se pueden minimizar las consecuencias de estos fenómenos.

Como los efectos de los desastres son más devastadores en el ámbito local, los gobiernos municipales y regionales son los que deben trabajar urgentemente en la preparación y respuesta a las catástrofes

, señala la ONU en su sitio web.

El año pasado se registraron 850 catástrofes naturales en el mundo, que ocasionaron la muerte de más de 12,800 personas y tuvieron un impacto económico de 140,000 millones de dólares, de acuerdo con la consultora Statista.

India fue el país con mayor número de afectados, mientras que Estados Unidos fue el que tuvo las pérdidas económicas más grandes.

Desde 2016, la ONU insta a los países a cumplir las siete metas del Marco de  Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030.

Estas contemplan la reducción de la mortalidad en desastres naturales y el número de personas afectadas por estos eventos. También plantea la disminución de las pérdidas económicas y de los daños en obras de infraestructura y servicios básicos para la población.

Además, se plantea aumentar el número de países con estrategias nacionales y locales para la reducción de riesgos de desastres para el próximo año e incrementar la cooperación internacional en la materia.

El Marco de Sendai también plantea la necesidad de aumentar la disponibilidad y acceso de las personas a sistemas de alertas tempranas e información para protegerse en caso de desastres naturales.