fbpx
Rosario Robles

12 de marzo 2019 | 12:27 pm

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó este martes que su gobierno alista un informe sobre actos de corrupción que ocurrieron en años pasados en la extinta Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

El mandatario dijo que su administración dará a conocer algunas irregularidades que se detectaron en la distribución de programas sociales que estuvieron a cargo de la dependencia, una de las más cuestionadas durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

“Tenemos pendiente el informe que vamos a presentar sobre la corrupción que prevalecía en la Sedesol con programas supuestamente dirigidos a la gente y que no llegaban, o que los recursos no llegaban completos”, dijo el presidente durante su conferencia matutina en Palacio Nacional.

Este es el historial de los casos de corrupción en los que se vio involucrada la dependencia que al comienzo de este sexenio se convirtió en la Secretaría del Bienestar.

La ‘estafa maestra’

En 2017 el portal Animal Político publicó La estafa maestra, una investigación periodística que detalla el desvío de 2,224 millones de pesos (mdp) entre 2013 y 2014 a través de un sistema de triangulación de recursos en el que estuvieron involucradas universidades estatales, empresas fantasmas y organizaciones fachada.

Las irregularidades fueron registradas originalmente por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

La entidad auditora reportó que la Sedesol, entonces encabezada por Rosario Robles Berlanga, no pudo acreditar la entrega de apoyos que formaron parte de programas asistenciales como la Cruzada nacional contra el hambre.

El dinero desviado se utilizó en la contratación de servicios que nunca se realizaron por parte de universidades estatales.

La investigación reveló que los recursos se entregaron a 11 empresas fantasma; nueve presuntamente fantasma; 44 sin antecedentes registrales; 28 sin dirección; 12 desmanteladas; ocho inexistentes; 10 que la ASF no pudo localizar; seis en las que la razón social no cumple con los servicios contratados y solo 58 presuntamente regulares.

Se repite la historia

La ASF detectó un desvío de recursos que asciende a 1,311 mdp, a través de pagos realizados a empresas fantasmas por parte de la Sedesol y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), en ambos casos, cuando Rosario Robles fungía como titular.

Según reportes de febrero de 2018, la ASF reveló que funcionarios de Radio y Televisión de Hidalgo firmaron por obligación, contratos y transfirieron dinero a empresas y personas con las que nunca tuvieron contacto.

Se acuerdo con las auditorías forenses, los contrato se habrían firmado en las oficinas de la Sedesol en la Ciudad de México en 2015, antes de que Robles Berlanga saltara de la dirección de Sedesol a la Sedatu.

Mientras Robles estaba al frente de Sedesol, Radio y Televisión de Hidalgo sirvieron como medios para el desvío de recursos a través de contratos firmados en marzo, mayo y septiembre de 2014, así como en enero y febrero de 2015.

La llegada de Meade

En el segundo semestre de 2015, Rosario Robles pasó la estafeta de la Sedesol a José Antonio Meade Kuribreña, quien antes había estado al frente de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Durante ese periodo el excandidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI) contó con un incremento presupuestal de 12,645 mdp, los cuales tuvieron un destino incierto, según una investigación del semanario Proceso.

De acuerdo con la investigación, dichos recursos servirían para beneficiar a alrededor de dos millones y medio de adultos mayores y otros dos millones y medio de niños indígenas, los cuales según las estadísticas oficiales, no existen, pues de acuerdo la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, en el país solo existen 892,190 indígenas mayores de 65 años.

El 15 de septiembre del año pasado, tres meses antes de asumir la presidencia del país, López Obrador declaró que Rosario Robles era un “chivo expiatorio como otros”, y aseguró que no habría persecución a los funcionarios señalados de presuntos actos de corrupción, aunque se continuaría con las investigaciones sobre dichos señalamientos.

Hasta el momento, López Obrador no ha dado fecha para la publicación del reporte sobre las irregularidades detectadas en Sedesol.