23 de octubre 2020 | 5:00 am

El 1 de marzo, apenas unos días antes de que en México estallara la pandemia por coronavirus, Adolfo Cuevas Teja asumió la presidencia interina del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), un cargo que se disputa con otros cuatro comisionados del Pleno para ocupar la silla de manera definitiva.

Javier Juárez, Arturo Robles, Sóstenes Díaz y Ramiro Camacho son los otros comisionados que también buscan ocupar el máximo cargo en el Instituto. La carrera se aplazó por la contingencia sanitaria, pero retomó su curso tras la comparecencia de los cuatro personajes esta semana en el Senado.

La presidencia interina con Cuevas Teja al frente dejó ver diferencias con el resto del Pleno, las cuales incluso llegaron hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Actores cercanos a la industria consultados por EL CEO consideran que los desencuentros entre los comisionados evidencian las diferencias con el interinato y la necesidad de que pronto se nombre a un comisionado presidente en definitiva.

Esto, a la par de que se integre la comisionada que completará el cuadro del Pleno del IFT y a la espera de que en unos meses se integre otro miembro, una vez que termine el encargo del comisionado Mario Fromow en febrero de 2021.

Mony de Swaan, quien fuera titular de la extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), dice que si bien “es natural y hasta deseable” que en cualquier órgano colegiado haya posturas distintas, la discusión se tiene que centrar en términos regulatorios y no en intereses políticos.

“Las diferencias deben de ocurrir sobre temas regulatorios, sobre cuáles son las mejores formas, la mejor visión, las mejores resoluciones para fomentar un mercado sano de telecomunicaciones, donde haya competencia y cobertura universal”, dijo en referencia a las diferencias entre el presidente interino y los comisionados.

Particularmente, el exfuncionario se refirió a la propuesta presentada hace unos meses por el senador Ricardo Monreal, la cual sugería eliminar a IFT y Cofece. Esto provocó que en la opinión pública se señalara a Adolfo Cuevas como el presunto autor de la iniciativa, acusación que rechazó.

La división al interior

Para De Swaan, el problema es que la discusión al interior del IFT no es sobre política regulatoria, sino sobre el futuro de la institución, (sobre qué perfil debería de tener, si lo que hoy conocemos es correcto y deseable, o si tendría que ser un gran órgano regulador).

Esa división sí lastima el trabajo de la institución, a esa división no se debe de dar la bienvenida; por encima de los intereses personales están los intereses de la institución

Mony de Swaan

Una fuente de la industria de la radiodifusión que pidió el anonimato, considera que el problema al interior del IFT radica en que “el comisionado Cuevas logró la unión del resto de los comisionados no necesariamente a su favor”, un factor que podría jugar en su contra una vez que se analicen los perfiles para el cargo.

Para De Swaan, otro elemento que no debe dejarse de considerar es el rol que ha jugado el Senado en la elección de comisionado presidente del IFT lo que, en su opinión, ha tenido un impacto negativo en el órgano regulador.

“No podemos disculpar al Senado del incumplimiento normativo que ha tenido al dejar un interinato por tanto tiempo. El Senado tiene una exclusiva función en términos de telecomunicaciones: nombrar a los comisionados y a su presidente, es su única función y es lo único que se le pide”, aseguró.

En ese sentido, aseguró que no hay institución que viva bien la incertidumbre.

Por ello, sugiere que además de pedirle a los comisionados que actúen con responsabilidad, también hay que pedirle cuentas al Senado, porque “el tiempo que ha dejado el interinato no es sano para una institución, la incertidumbre no abona a instituciones robustas”.

Perfil de comisionado presidente

¿Qué cualidades se necesitan para ocupar el cargo de comisionado presidente?

En resumen, algunos actores de la industria  coinciden en que las principales virtudes que debe tener quien ocupe el cargo es, además de experiencia, una personalidad con carácter y liderazgo.

Experiencia en regulación, conocimiento de prospectiva tecnológica, reconocimiento de la industria y un manejo político prudente y adecuado son las características que veo adecuadas para el cargo

José Luis Peralta, consultor de Cierte Consulting

Otra fuente cercana al Instituto considera que la Junta de Coordinación Política (Jucopo) tendrá que ponerse de acuerdo en cuál va a ser el candidato para votar al Pleno.

“Es un acuerdo político entre los distintos grupos y eso sí pudiera ser rápido, hacia este año si tendríamos ya el nombramiento de parte del Senado antes de que llegue la nueva comisionada”, aseguró al ser consultado por EL CEO.

En tanto, la fuente de la industria de la radio que pidió el anonimato, señaló que las virtudes que debe tener quien presida el Pleno del IFT es la capacidad de lograr acuerdos sobre los temas que se están tratando en el Pleno, porque de lo contrario, “los afectados siempre serán los jugadores de las industrias”.

Para de Swaan, las cualidades que deben imperar en el perfil que presida el IFT son la honestidad, el arrojo y las ganas de sacar la agenda regulatoria adelante priorizando al consumidor lo que, en su opinión, “solo se mide ya estando en el cargo”.

El confinamiento también derivó en el aplazamiento de otros asuntos relevantes como la resolución de la revisión bienal de preponderancia en telecomunicaciones.