17 de febrero 2021 | 1:31 pm

El dictamen emitido por la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados sobre la Ley de la Industria Eléctrica va en línea con la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, a pesar de las advertencias de la Cofece y la opinión de la Comisión de Economía de la Cámara Baja.

El ‘Dictamen con Proyecto de Decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de la Industria Eléctrica’ plantea que el propósito principal es garantizar la confiabilidad y un sistema tarifario de precios, que únicamente serán actualizados en razón de la inflación.

Dicho dictamen proponer modificar el orden de la prioridad del despacho mediante la operación de las Centrales Eléctricas en el actual Contrato Legado de la CFE y con el diseño de un nuevo Contrato de Entrega Física de Energía y Capacidad a la red.

Además, plantea prever la obligación de que los permisos a que se refiere la Ley de la Industria Eléctrica se encuentren sujetos a los criterios de planeación del Sistema Eléctrico Nacional emitidos por la Secretaría de Energía.

Entre otros de los planteamientos prevé que establecer que el otorgamiento de Certificados de Energías Limpias (CELs) ‘no dependerá de la propiedad o la fecha de inicio de las operaciones comerciales de las centrales eléctricas’.

Entre los puntos más importantes del dictamen se plantea eliminar la obligatoriedad de comprar por subastas para el Suministrador de Servicios Básicos.

También prevé la obligación de la Comisión Reguladora de Energía de revocar los permisos de autoabastecimiento, así como sus modificaciones, en los casos en que hayan sido obtenidos mediante la realización de actos constitutivos de fraude a la ley.

Finalmente, sugiere revisar la legalidad y rentabilidad para el gobierno federal de los contratos de Compromiso de Capacidad de Generación de Energía Eléctrica y Compraventa de Energía Eléctrica suscritos con productores independientes de energía al amparo de la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica.

La visión de la Comisión de Economía

La Comisión de Economía de la Cámara de Diputados discutirá este miércoles 17 de febrero la iniciativa preferente sobre la Ley a la Industria Eléctrica propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador, sobre la cual ya emitieron una opinión en la sesión previa.

La propuesta del primer mandatario sugiere eliminar el despacho económico de electricidad, con lo que se establecería un nuevo orden de prioridad para despacharla.

En primer lugar estarían las hidroeléctricas (que en su mayoría son propiedad de la CFE), las otras plantas de la CFE, las eólicas y solares y, finalmente, los ciclos combinados privados.

Como un segundo punto, la iniciativa propone que el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) otorgue dicho acceso “cuando sea técnicamente factible”, sin criterios para ello y sin considerar la legislación que ya regula las condiciones para conexiones e interconexiones.

La propuesta propone también catalogar como Legada cualquier planta de CFE, incluso las nuevas, y eliminar la obligación de recurrir a las subastas para comprar electricidad.

Asimismo, plantea que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) niegue permisos al considerar los criterios de planeación del Sistema Eléctrico Nacional establecidos por la Secretaría de Energía.

Cofece, en contra

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) emitió al Congreso de la Unión una opinión en la que recomienda no aprobar en los términos propuestos la iniciativa de Ley de la Industria Eléctrica, al considerar que ello implicaría severas afectaciones.

La Cofece estima que, de aprobarse esta iniciativa, se afectaría al proceso de competencia y libre concurrencia en los eslabones de generación y comercialización de energía eléctrica.

Además de desincentivar la realización de proyectos basados en fuentes limpias, se afectarían las condiciones de abasto y precio de la electricidad en perjuicio de las empresas y hogares mexicanos

La autoridad de competencia vislumbra que, de entrar en vigor, podría traducirse en tarifas finales de suministro eléctrico más altas, que deberán pagar los consumidores y/o el gobierno mediante subsidios.

Recientemente, la Suprema Corte de Justicia de la Nación invalidó varias disposiciones de la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad del Sistema Eléctrico Nacional, que van en el mismo sentido de varias propuestas de la iniciativa.

La Cofece asegura que, en un contexto de recuperación económica, es especialmente importante alentar inversiones nuevas y procurar condiciones de eficiencia para que, mediante la competencia, las tarifas de la electricidad sean lo más bajas posibles.