11 de febrero 2022 | 5:00 am

Advertisement

Cero y van tres: la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) sumó una tercera suspensión de resolución en materia de competencia debido a la falta de designación de comisionados por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador para completar el Pleno, el cual cuenta con solo cuatro de los siete miembros que deben integrarlo.

La razón por la que estos tres casos están en pausa radica en que la Ley Federal de Competencia Económica (LFCE) establece que se requiere el voto afirmativo de al menos cinco comisionados para resolver procedimientos en los que se debe determinar la existencia de barreras a la competencia e insumos esenciales

Recientemente, la Cofece suspendió el plazo para determinar si existen o no condiciones de competencia en el sistema de pagos con tarjeta, cuyo procedimiento involucra una cámara de compensación, es decir, una institución que funge como acreedora y deudora recíproca en todas las transacciones.

Puedes leer: Omisión de AMLO en IFT y Cofece ‘paralizarán’ la economía

Para analistas en la materia, las suspensiones son un freno a la facultad tanto para Cofece como el IFT de corregir mercados en donde existe falta de competencia efectiva, lo que además genera incertidumbre jurídica para los actores involucrados, e incluso, hasta una especie de marginación sobre la Comisión.

La nueva suspensión se suma a las dos decretadas por el Pleno en noviembre de 2021, cuando se vio imposibilitado, ante la falta de designación de comisionados, a continuar el desahogo del procedimiento legal para la emisión de dos asuntos.

Uno de ellos son los ‘Lineamientos para el uso de medios electrónicos durante la investigación, la secuela del procedimiento, la verificación y los incidentes tramitados’ y, por otro, los ‘Lineamientos para la emisión de opiniones o resoluciones en el otorgamiento de licencias, concesiones, permisos y análogos, por medios electrónicos’. 

Freno a facultades

Miguel Flores Bernés, excomisionado de la extinta Comisión Federal de Competencia, advirtió que la importancia radica en la facultad de determinar que existen o no barreras a la competencia o sobre insumos esenciales, y en su caso ordenar que se regulen.

Precisamente se le otorgó esa facultad a Cofece y a IFT para corregir mercados en donde veían la falta de competencia efectiva. En este caso, es un procedimiento que no busca sancionar a los agentes económicos, sino corregir un mercado en donde se infiere falta de competencia

En el caso del sistema de pagos con tarjeta, la Autoridad Investigadora de la Cofece realizó una investigación sin la intervención de dicho Pleno, tras la que determinó que había falta de competencia efectiva en la red de pagos con tarjeta en México, un asunto sobre el que ya se emitió un dictamen preliminar en diciembre de 2020.

Para Flores Bernés, este panorama genera inseguridad jurídica para las empresas involucradas pues no saben qué va a pasar, aunado a la inseguridad de los usuarios de esos sistemas de pago, que tampoco saben cómo concluirá el asunto.

Sectores clave, en alerta

Por su parte Ramiro Tovar, consultor en Regulación Económica y Política de Competencia, reiteró que la facultad de la Cofece queda inhabilitada para recomendar acciones de regulación o desregulación en sectores clave de la economía, desde medio de pago hasta energía y transportes férreos y aéreos.

En su opinión, para resolver sobre la existencia o ausencia de competencia efectiva, se debe resolver también qué autoridad debería de imponer una solución regulatoria en caso de ausencia de competencia.

Así, su ámbito se reduce a ver caso por caso y ejercer sus facultad en concentraciones o prácticas monopólicas, pero no para resolver sobre cambios regulatorios, que es de lo que se trata: de conocer sobre las condiciones de competencia a nivel de mercado

En tanto, un analista que pidió el anonimato sugirió que la inacción del primer mandatario margina  a la Cofece de intervenir el decisiones de la administración pública federal.