Biden México transición energética

2 de marzo 2021 | 7:55 am

Nota del editor: esta nota se publicó originalmente el lunes y se actualiza con declaración conjunta de ambos mandatarios.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y su homólogo estadounidense, Joe Biden, sostuvieron este lunes una reunión virtual y se comprometieron a promover políticas migratorias “que reconozcan la dignidad de las personas”, mientras avanza la reunificación de las familias separadas en la frontera durante el gobierno de Donald Trump.

Además de temas migratorios, Biden y López Obrador abordaron la pandemia y asuntos comerciales. 

“Estados Unidos y México son más fuertes cuando estamos juntos. Pero no hemos sido vecinos perfectos el uno para el otro”, reconoció Biden.

López Obrador agradeció a Biden por promover una relación basada en el respeto mutuo.

Es importante para México y debemos seguir cooperando para un mayor desarrollo basado en la independencia y la autonomía, potencializando lo que nuestros pueblos significan para nosotros,

dijo AMLO

En una declaración conjunta, los líderes acordaron trabajar para “impulsar políticas migratorias que reconozcan la dignidad de las personas migrantes, así como el imperativo de una migración ordenada, segura y regular”. 

Además, señalaron su compromiso para “abordar las causas de raíz detrás de la migración regional, mejorar la gestión y desarrollar vías legales” para los migrantes.

En un acto público en Zacatecas el fin de semana pasado, López Obrador dijo que esperaba tratar con Biden la necesidad de ordenar y legalizar el flujo migratorio para darle garantías a los trabajadores que cruzan su frontera y evitar que arriesguen sus vidas.

“Según mis cuentas la economía de Estados Unidos va a necesitar entre 600,000 y 800,000 trabajadores por año, que no los tiene”, dijo el presidente mexicano. “Vamos por eso proponiendo un acuerdo”, agregó. 

Por otro lado, acordaron estrechar lazos para hacer frente a la pandemia, revitalizar la cooperación económica y explorar áreas de colaboración frente al cambio climático, sobre este tema, el gobierno de Estados Unidos invitó al mexicano a una reunión programada para abril. 

La reunión virtual, que se produjo en medio de informes sobre una nueva oleada de inmigrantes indocumentados hacia Estados Unidos desde México y sus vecinos del sur, tiene lugar después de cuatro años de tensiones con el gobierno de Trump, cuyas políticas antimigratorias Biden intenta suavizar. 

Además de cerrar la frontera, Trump denigró a los inmigrantes mexicanos, a los que calificó de “narcotraficantes y violadores” en tanto comenzó la construcción de un muro fronterizo que Biden suspendió.

Reunificación familiar

El gobierno de Biden se comprometió a reunificar a las familias migrantes separadas durante el gobierno de Trump y prometió resultados concretos. 

Horas antes de la cumbre, el secretario estadounidense de Seguridad Interior, Alejandro Mayorkas, dijo que cientos de familias se reunieron en unas pocas semanas y el trabajo continúa.

“Esperamos reunir a las familias, ya sea aquí o en el país de origen, esperamos estar en condiciones de darles la opción”, señaló en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

Mayorkas, quien encabeza el grupo de tareas formado por Biden para reunir a padres e hijos migrantes separados durante la administración Trump en un intento por desalentar el flujo de indocumentados, añadió que se dará a esas personas la posibilidad de vivir juntas en Estados Unidos o en su país natal. 

La cantidad de niños separados de sus padres bajo la política de “tolerancia cero” implementada en 2018 es difícil de determinar, pero podría llegar a varios miles.

La administración Trump se ha mostrado reacia a brindar información, por lo que asociaciones civiles han tenido que emprender acciones legales para obtener datos.

En enero, un documento judicial estimó que aún no se habían identificado 611 menores de edad víctimas de esta política. En 392 casos, sus padres fueron deportados a su país de origen; los demás en principio estarían como indocumentados en Estados Unidos. 

Lucha contra el COVID-19 

Otro tema abordado por ambos mandatarios fue la cooperación en la lucha contra el COVID-19.

Según la declaración, Biden y López Obrador “acordaron profundizar la cooperación a partir de mejoras de las capacidades de salud pública, intercambio de información y desarrollo de políticas fronterizas”.

México, el tercer país del mundo con mayor cantidad de muertes por coronavirus en términos absolutos, se queja de la falta de acceso adecuado a las vacunas, mientras que Estados Unidos, el país con más fallecidos, es un importante productor de inmunizantes.

Consultado antes de la reunión si Washington enviaría vacunas a México, Biden respondió: “Vamos a hablar de eso”.

Previo a la reunión, AMLO dijo que esperaba una respuesta de su homólogo de Estados Unidos sobre una solicitud relacionada con vacunas contra el COVID-19.

Según reportes de Reuters, se esperaba que López Obrador le pidiera a Biden que considere compartir con el país parte del suministro estadounidense de vacunas contra el COVID-19, dijeron funcionarios de Estados Unidos y México el fin de semana.

“Queremos recibir respuesta de una petición que ya hicimos y si lo considera el presidente Biden nos puede dar respuesta en la conversación”, dijo López Obrador esta mañana.

Sin embargo, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, aseguró antes de la reunión que Washington no está considerando compartir vacunas contra el COVID-19 con México u otros países en este momento y que el objetivo de la administración de Biden es asegurarse que todos los estadounidenses sean vacunados.

Al respecto, AMLO dijo este martes que hubo una aceptación de su propuesta, pero no se llegó a nada concreto y las reuniones continuarán.

Hubo aceptación de nuestra propuesta de enfrentar mejor la pandemia y contar con las vacunas, recuerden que Estados Unidos también tiene un plan de vacunación, se va a dialogar. No puedo decir que se logró ya el acuerdo, tampoco de que no hubo acuerdo. Nos fue bien, es lo que puedo decir,

dijo el mandatario. 

Economía 

En respuesta a la pandemia, los mandatarios destacaron igualmente la “importancia estratégica de la relación económica bilateral”. 

Los presidentes consideraron “motor de la prosperidad” al acuerdo comercial T-MEC, que incluye a Canadá. 

Estados Unidos y México comparten una frontera porosa de 3,200 kilómetros, con casi 1,900 millones de dólares de intercambio comercial diarios y un importante tránsito legal de personas.

Trump cerró la puerta a los trabajadores legales de México de los que dependen ambos países: Estados Unidos para el trabajo agrícola y México para las remesas. 

La semana pasada el gobierno de Biden propuso que millones de personas que viven en Estados Unidos sin documentos legales, particularmente los trabajadores agrícolas en su mayoría de origen mexicano, reciban “green cards” para que puedan quedarse y trabajar legalmente.

Además, AMLO dijo que se trató el tema de impulsar el desarrollo de Centroamérica y en el Sur del país, para lo que Biden propuso 4,000 millones de dólares para el desarrollo de esta región.

“También tratamos el tema de la relación económica y comercial, todo lo vinculado al T-MEC y (hubo) coincidencia plena en mantener nuestras relaciones, mantener la comunicación”, indicó el titular del ejecutivo.

Con información de AFP y Reuters