29 de junio 2020 | 5:00 am

La controversia entre el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador e Iberdrola por señalamientos de corrupción de la compañía corona una serie de desencuentros entre la administración federal y España, el segundo mayor socio comercial europeo del país.

Desde el inicio del sexenio, López Obrador entró en controversia con la monarquía del rey Felipe VI, varias empresas provenientes del país ibérico y hasta con el diario El País.

Aunque hasta ahora los enfrentamientos parecen no haber impactado gravemente el binomio, especialistas prevén una disminución del interés de España por realizar negocios con México en caso de que las diferencias se agudicen hacia 2021.

España es un socio para México muy relevante debido a que se trata de la segunda puerta de entrada más grande al mercado europeo, explica Leonel Carrano, economista de Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“No es conveniente afectar la relación comercial con España por cuestiones políticas. Pero tampoco es válido que las compañías actúen mediante mecanismos de corrupción”, dice el experto.

De acuerdo con estadísticas aportadas por la Secretaría de Economía (SE), España recibió 4,673 millones de dólares (mdd) en importaciones mexicanas durante 2019, solo detrás de Alemania, que dio entrada a 7,098 mdd.

En contraparte, las exportaciones españolas a México en el mismo periodo sumaron 4,577 mdd. Con esta cifra España quedó debajo de Alemania, que ingresó al país productos por 17,689 mdd e Italia, que exportó 6,095 mdd a territorio mexicano.

Los desencuentros políticos o diplomáticos entre dos Estados suelen impactar negativamente en el intercambio comercial y la inversión en extranjero, dice José Luis Estrada, académico de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

Factor de inversión

La inversión española en México creció cerca de nueve veces entre 2013 y 2018, según la SE. Además, en el primer trimestre de 2020 España aportó 14.3% de la Inversión Extranjera Directa total a México, de acuerdo con el Registro Nacional de Inversiones Extranjeras.

Sin embargo, a España tampoco le conviene que el intercambio comercial se vea afectado, ya que México es el principal mercado para los empresarios ibéricos en América Latina, como ha reconocido el gobierno español, explica Carrano.

El reporte Panorama de Inversión Española en Iberoamérica de la escuela de negocios internacional IE Business School confirma que México fue el mercado más atractivo de la región para las compañías españolas en 2019.

El 18 de junio, López Obrador acusó a la empresa española Iberdrola de encabezar una campaña en contra de su gobierno por las modificaciones para “poner en orden” en la generación y venta de energía a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“Vendían la energía eléctrica muy cara a la CFE, se les tenía que dar hasta subsidios y todos esos contratos los obtuvieron mediante influyentismo (…) tiene que ver con empresas españolas que veían a México como tierra de conquista y abusaron”, dijo el mandatario.

Además, aseguró que la empresa dominaba la mitad del mercado privada de generación energética en el país. Iberdrola tiene 23 plantas energéticas instaladas en el país con capacidad instalada de 10,000 megavatios, de acuerdo con su sitio web.

Una semana después, Iberdrola anunció la cancelación de una planta que requería una inversión de 1,200 millones de dólares (mdd), debido a que la compañía no pudo asegurar el suministro de gas natural, según Juan Antonio Aguilar, alcalde de Tuxpan. El proyecto será licitado por la CFE.

Tras varios días de tensión, López Obrador dijo el pasado viernes que directivos de la empresa energética solicitaron una reunión con el para arreglar las diferencias. “Que se entienda bien, que se escuche fuerte y lejos, México no es tierra de conquista, no van a venir a saquearnos”, dijo el mandatario tras detallar el acercamiento.

Mal comienzo

El primer enfrentamiento entre la actual administración federal y España se dio en marzo de 2019, cuando López Obrador pidió al rey Felipe VI de España y al papa Francisco, disculpas por los abusos cometidos durante la Conquista de los pueblos originarios hace 500 años.

La petición fue realizada mediante dos cartas sobre las violaciones a lo que “ahora se conoce como derechos humanos”, dijo el presidente. “Hubo matanzas, imposiciones. La llamada Conquista se hizo con la espada y con la cruz”, detalló.

El gobierno español reaccionó con un comunicado en el que lamentó “profundamente” la publicación de las cartas y rechazó “con firmeza” los argumentos de las mismas. La confrontación llegó solo dos meses después de la visita oficial del presidente de España, Pedro Sánchez a Ciudad de México.

En 2021 se cumplen 500 años de la caída de Tenochtitlán -capital de la cultura Azteca- a manos de conquistadores españoles, así como 200 años de la proclama de independencia mexicana.

El gobierno de López Obrador adelantó que diseñaría una hoja de ruta para convertir a 2021 en el año “de la gran reconciliación”, entre México y España, aunque hasta ahora se desconoce el avance de dicho proyecto.

En medio de estos desencuentros, críticas del titular del poder Ejecutivo alcanzaron al diario español El País, tras la publicación de un artículo editorial sobre la politización de la violencia de género y la impunidad en los feminicidios que prevalece en México.

“Especialmente frívolas suenan las palabras de López Obrador cuando se mete en el barro partidista para argumentar que los feminicidios tienen que ver con el clima de violencia general y este, con el pasado que gobernaron sus adversarios políticos”, denuncia el texto.

Ante ello, el mandatario dijo que el medio con sede en Madrid guardó silencio sobre el “saqueo” que realizaron empresas de España en México en años recientes. Problemas en México como la inseguridad y la violencia son consecuencia de la corrupción, sostuvo.

“¿Y por qué (El País) no dijeron nada cuando las empresas españolas eran las favoritas y con el apoyo de los gobiernos obtenían jugosísimas ganancias? Bancos, Iberdrola, que hasta se llevó a un expresidente de consejero, OHL, Repsol”, señaló en febrero de 2020, tras la publicación.