fbpx

3 de enero 2020 | 11:49 am

El presidente Andrés Manuel López Obrador, pidió este viernes la liberación del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, cuya vida corre peligro, según organismos de derechos humanos, por la tortura psicológica a la que habría sido sometido en una cárcel de Reino Unido.

Assange, de 48 años, se encuentra detenido en la prisión de alta seguridad de Belmarsh, en el este de Londres, luego de que en abril de 2019 el gobierno de Ecuador le retirara el asilo en su embajada de esa ciudad, donde permaneció casi siete años.

El programador, periodista y activista australiano está bajo amenaza de extradición a Estados Unidos, donde enfrentaría hasta 175 años de prisión por diversos cargos, incluido espionaje, luego que filtrara documentos secretos.

“Expreso mi solidaridad y deseo que se le perdone y se le deje en libertad”, dijo López Obrador.

No sé si él ha reconocido que actuó en contra de normas y de un sistema político pero, en su momento estos cables demuestran cómo funcionaba el sistema mundial en su naturaleza autoritaria. Ojalá se tenga consideración, se le libere y no se le siga torturando,

agregó el mandatario.

Las divulgaciones de Assange incluyen información de defensa nacional de Estados Unidos relacionada con las guerras en Irak y Afganistán.

A finales de 2019, el relator especial para la tortura de la ONU, Nils Melzer, mostró su preocupación por el estado de salud de Assange, quien, dijo, ha sido expuesto a una “continua tortura psicológica u otro trato cruel, inhumano o degradante”.

Comparte