Andrés Manuel López Obrador (Getty Images)

20 de abril 2021 | 9:02 am

A propósito del acuerdo al que llegó Pemex con el empresario Alonso Ancira la tarde del lunes para recuperar 200 millones de dólares de sobreprecio que pagó la petrolera para adquirir una planta chatarra de fertilizantes, el presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió esta mañana que vienen más recuperaciones.

Esta misma semana les vamos a dar a conocer lo que se está recuperando por pagos excesivos, contratos donde se cobraba de más, de reclusorios,

dijo en conferencia de prensa matutina

Se trata de al menos cinco grupos, como Carso, de Carlos Slim, Prodemex, de Olegario Vázquez Aldir, GIA, de Hipólito Gerard y BlackRock, de Larry Fink, que mantienen una concesión desde hace dos sexenios para operarlos.

López Obrador calificó de excesivo el pago anual a las compañías, a las que se les pagaba un monto de 16,000 millones de pesos por una capacidad del 100%, sin que los penales estuvieran llenos.

Adelantó que el gobierno también negoció una cláusula en los contratos que establecían que al finalizar el periodo de 20 años de operación, el reclusorio pasaba a ser propiedad de la empresa concesionaria. Sin embargo, el acuerdo cambió a que estos serán parte del patrimonio público.

“Se hizo una revisión, se habló con los empresarios y ya se llegó a un acuerdo de una disminución en el pago”, dijo el presidente, quien aseguró que el jueves dará a conocer los detalles del acuerdo.

A mediados de enero, el presidente dijo que el gobierno federal paga en promedio 3,819.62 pesos al día por persona privada de la libertad a ocho penales privados en México ubicados en ocho entidades del país.

Los ocho centros penitenciarios privados son el de Sonora, Guanajuato, Oaxaca, Durango, Chiapas, Morelos (femenil), Michoacán y Coahuila y dichos contratos fueron firmados entre 2010 y 2011.