1 de febrero 2019 | 6:00 pm

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer la terna de aspirantes a ocupar el cargo en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que dejará libre la ministro en retiro, Margarita Luna.

En esta ocasión, las tres nominaciones que el mandatario mexicano envió al Senado de la República fueron de mujeres, dos de ellas cuestionadas por su cercanía con el presidente.

Yasmín Esquivel

Fue magistrada de la Unidad de Tribunales Agrarios y presidenta del Comité Interinstitucional de Equidad de Género, también presidió la Asociación de Magistrados de los Tribunales de Justicia Administrativa de México.

Es licenciada en Derecho por la UNAM y cuenta con especialidades en Derecho Administrativo y Fiscal, además de estudios en Sistema Financiero Mexicano por la Universidad Panamericana, así como un Doctorado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad Anáhuac.

Esquivel es esposa del controversial ingeniero contratista, José María Riobóo, con quien López Obrador mantiene estrecha relación.

Celia Maya

Fue magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Querétaro y candidata a gobernadora en dos ocasiones, una por el PRD y otra por Morena.

En semanas anteriores, Maya declaró que “no sería la ministra del presidente”, luego de ser cuestionada durante una comparecencia en la Comisión de Justicia por su militancia en el partido gobernante.

Egresada de la Universidad Autónoma de Querétaro, Celia Maya cuenta un perfil progresista, lo que la ha llevado a inclinarse a favor en temas como el aborto, la eutanasia o los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Loretta Ortiz

Es licenciada en Derecho por la Escuela Libre de Derecho y maestra en Derechos Humanos por la Universidad Iberoamericana.

Ha sido profesora en su alma máter y en la Universidad Iberoamericana.

Destacó por ser la cuarta mexicana en impartir curso en la Academia de Derecho Internacional de la Haya en el 2012, con el curso “Los derechos humanos de los indocumentados”.

Loretta también fue responsable del Área de Derechos Humanos y Migrantes del Servicio Social de la Universidad Iberoamericana.