fbpx
Luis Niño de Rivera

1 de febrero 2019 | 6:46 pm

Luis Niño de Rivera Lajous, presidente del Consejo de Administración de Banco Azteca, resultó electo presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM) para el periodo 2019 – 2021.

Niño de Rivera sucederá en el puesto a Marcos Martínez Gavica, presidente de Santander, y rindió protesta el 22 de marzo, durante la 82 Convención Bancaria.

“La ABM se ha destacado por ser un gremio unido y cuya tarea es fundamental para México, y seguiremos comprometidos con el país a través de nuestra labor de financiamiento, con la solidez que caracteriza a la banca”, dijo tras su elección.

Del ruedo a la banca

Luis Niño de Rivera se convirtió el pasado 1 de febrero en el máximo representante de la banca en México, pero sus aspiraciones profesionales no siempre estuvieron en la cancha financiera.

Las circunstancias lo llevaron del ruedo en una plaza de toros a ser el vicepresidente del Consejo de Administración de Banco Azteca y vocero oficial de Grupo Salinas, propiedad del empresario Ricardo Salinas Pliego.

Niño de Rivera inició una carrera como novillero en 30 festejos formales. Su primera presentación en la Plaza de Toros México fue en 1972, junto al novillo “Joselito” de la ganadería de Suárez del Real.

Sin embargo, además de sus inquietudes taurinas, también tuvo interés por los negocios.  Estudió la licenciatura en Administración de Negocios en la Universidad de Indiana y la maestría en Negocios Internacionales y Política Internacional en la Universidad de Nueva York.

En diversas entrevistas, el directivo relata que su pasado en el mundo del toreo fue, alguna vez, un impedimento para entrar a la banca.

Pero no por mucho tiempo. Hoy, con 73 años de edad, el directivo ya acumula 33 años de experiencia en el sector financiero y ocupa su posición en la Vicepresidencia de Banco Azteca desde 2002.

Antes, fue director general de Dresdner Bank México, Factoring Corporativo, Arrendadora Financiera Mexicana y Citibank Panamá, así como ejecutivo en Banca Confía, Citibank Nueva York y Citibank México.

Fue socio de la consultoría Booz Allen & Hamilton, Director de Finanzas del Fondo Nacional de Habitaciones Populares, y Presidente del Consejo de Afore Allianz-Dresdner.

Durante su gestión al frente de Banco Azteca, los clientes de Elektra aumentaron de 2 millones a 15 millones, mientras que las operaciones que realizaba por día el grupo pasaron de 140,000 a entre 18 y 20 millones por día.

Otro mérito fue introducir los biométricos para identificar a los clientes con huellas digitales y la iniciativa de poder abrir una cuenta desde 1 peso.