28 de mayo 2019 | 4:58 pm

Un juez giró este martes una orden de aprehensión contra Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), relacionada con la compra de la unidad de fertilizantes Agro Nitrogenados a Altos Hornos de México (AHMSA) en 2014.

La resolución judicial se da luego de que el lunes la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) congelara las cuentas del exdirectivo de la petrolera y de AHMSA, tras identificar presuntas operaciones con recursos de procedencia ilícita que “se presume que pueden ser derivados de acto de corrupción”.

Alonso Ancira, dueño de AHMSA, ya fue detenido en Mallorca, España, según reportes extraoficiales.

La semana pasada, la Secretaría de la Función Pública inhabilitó a Lozoya para ejercer cargos públicos durante 10 años. El exdirector de Pemex anunció que buscaría la nulidad de la medida.

Agro Nitrogenados y la trama de corrupción

En 2014, la empresa productiva del Estado anunció la compra y rehabilitación de Agro Nitrogenados, una empresa de AHMSA, para reactivar “la producción de fertilizantes en México”. Para ese momento, la planta tenía 14 años sin operar y tecnología de más de tres décadas.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) concluyó que la adquisición de Agro Nitrogenados “no se realizó con las mejores condiciones de precio y calidad” debido a avalúos amañados y falta de evaluaciones.

Dentro de los elementos detallados por la ASF destaca el que los avalúos de la compra los realizó AHMSA “tres meses después de la formalización del contrato” y se ajustó a los 275 millones de dólares que se habían pactado previamente con la petrolera, pese a que el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indaabin) estimó el valor de la empresa en 168 millones de dólares.

La ASF también encontró que 60% del equipo de Agro Nitrogenados era inservible.

De acuerdo con la investigación publicada por la organización Quinto Elemento Lab en agosto de 2018, un mes después de la adquisición de Agro Nitrogenados, AHMSA transfirió 3.7 millones de dólares a una cuenta offshore de Odebrecht ubicada en Edimburgo, Escocia.

De esa cuenta se transfirieron sobornos a políticos y empresas en América Latina y África. Además, entre 2013 y 2014, se realizaron depósitos por 5 millones de dólares a Zecapan SA, la empresa fantasma destinada a los sobornos para Lozoya, según dijeron en juicio tres exejecutivos de Odebrecht, de acuerdo con el reportaje.

Fertinal: recomprar ‘chatarra’ con cargo al Estado

En 1992, el gobierno de Carlos Salinas de Gortari privatizó 13 unidades de Fertimex productoras de agroquímicos nitrogenados, como amoniaco, para exportación.

Las plantas fueron vendidas por un total de 317 millones de dólares, precios inferiores que los de su valor en libros, de acuerdo con el estudio Las privatizaciones en México, de Emilio Sacristán Roy publicado en 2006 por la Universidad Nacional Autónoma de México.

En 2016, la firma fue adquirida por Pemex, bajo la dirección de Emilio Lozoya, por un monto de 635 millones de dólares y en condiciones de quiebra técnica, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación.

Una empresa está en quiebra técnica cuando incumple sus obligaciones financieras y sus activos son inferiores a sus pasivos exigibles, pero no se ha declarado en quiebra. De acuerdo con el artículo 229 de la Ley General de Sociedades Mercantiles, una de las causas de disolución de una sociedad mercantil es la pérdida de dos terceras partes de su capital social.

La empresa llegó a manos de Pemex con capital de trabajo negativo y la empresa productiva del Estado tuvo que inyectarle 120 millones de dólares para reponer capital de trabajo y realizar inversiones urgentes. Gracias a este rescate, Fertinal cubrió el servicio de la deuda de reestructura, afirmó la petrolera.

Sin embargo, al año siguiente se identificó un deterioro por casi 194 millones de dólares, lo que implica que el precio que pagó Pemex por Fertinal fue superior al que valía en realidad.

Fertinal se presenta en su sitio web como “la única empresa mexicana que ha logrado consolidarse exitosamente como productor de fertilizantes de alta calidad” y “líder en la producción y comercialización de productos nitrogenados y otros productos industriales”.

La firma dice que exporta sus productos a Centroamérica, Sudamérica, Europa, Australia, Asia y Estados Unidos.