amazon-ingresos

9 de junio 2022 | 8:00 am

Siguiendo la estrategia puesta en marcha por las grandes tecnológicas estadounidenses, Amazon se suma a la moda de realizar split de sus acciones.

El pasado 10 de marzo, Amazon aprobó un split a razón de 20 acciones nuevas por cada título, la cual se validó el 6 de junio. Se trató de la cuarta vez que realiza un split en los 28 años de historia de la compañía. 

También lee: Vapeadores: hacer a un lado el paternalismo de AMLO

Como resultado, las acciones de Amazon cotizan a partir de ese día en precios de tres dígitos por primera vez en cinco años, alrededor de 123 dólares (antes del split estaban alrededor de 2,480 dólares).

La gran pregunta es ¿por qué Amazon llevó a cabo dicha estrategia?

Una razón y es la que se manejó en prensa y por la mayoría de los analistas, es que al patrisonar sus títulos se vuelven más accesibles para el público general. Aunque una división de acciones no cambia técnicamente el valor de la compañía, a menudo estimula la inversión, ya que el split permitirá a la compañía atraer al pequeño inversor.

No dejes de leer: El lenguaje corporal de una recesión económica

Seguramente se presentará ese efecto de atraer mayor cantidad de inversionistas. Pero ¿realmente le interesa a la empresa eso? Vaya, no le viene mal que exista más interés por su acción, pero la compañía no enfrenta necesidades de mayor liquidez. 

No dudo que Jeff Bezos quiera democratizar su empresa, pero la compañía difícilmente se beneficiaría de acercarse, aún más, a este nicho de inversionistas. 

¿Aspira a ser parte del Promedio Industrial Dow Jones?

La segunda razón es que Amazon es una de las empresas con valor de mercado más grande de Estados Unidos, pero no forma parte del Índice Promedio Industrial Dow Jones. Sin lugar a duda, a los directivos de la compañía les gustaría formar parte de este selecto grupo de las 30 empresas que conforman dicho índice. 

No te pierdas: AIFA ¿un sustituto (im) perfecto del AICM?

El interés radica en que el Promedio Industrial Dow Jones es uno de los indicadores del mercado financiero más seguidos por los agentes económicos y es utilizado como un reflejo de la salud de la economía estadounidense. Además, da cierto grado adicional de estatus estar dentro del grupo. 

Pero el problema es que el precio de Amazon era demasiado alto y es lo relevante. Para ponerlo en términos simples debemos saber que el índice Dow Jones describe la cotización media de las 30 empresas más importantes, pero no el promedio aritmético, sino el ponderado. 

Dicha ponderación depende del precio de la empresa. Las acciones de las empresas que tienen un precio más elevado tienen más importancia dentro del índice. 

Actualmente, las de mayor peso son las empresas:

  •  UNH (9.8%)
  • Goldman Sachs (6.4%) y 
  • Home Depot (6.0%). 
  • Las de menor son:
  • Cisco (0.9%)
  • Intel (0.86%) y 
  • Walgreens Boots Alliance (0.85%). 

La razón tras esos pesos es que el precio de UNH es 496 dólares, mientras la de Walgreens Boots es 43 dólares. 

El logro de Apple

Suponiendo que Amazon formara parte del índice Dow Jones con un precio de 2,484 dólares (precio del viernes 03 de junio de 2022), su peso tendría que ser casi cinco veces que el de UNH. 

Es decir, prácticamente el 50% del Dow Jones sería explicado por la cotización de Amazon. Esto claramente sería demasiado grande y nunca hubiera sido aceptada para formar parte de ese índice bursátil, ya que cualquier cambio que se produjera en su cotización podría acarrear fuertes sacudidas en el selectivo.

De esta manera, el split implementado en días recientes, permitió que el precio de Amazon se ubicara en 123 dólares. Con este precio, su peso en el índice sería alrededor de 2.5%, lo que podría allanar el camino para una posible inclusión en el mediano plazo. 

Apple aplicó esta estrategia en el pasado con varios splits y finalmente fue aceptada en el índice en 2015. Su peso actual en el índice es cercano a 3.0%.

Este elemento financiero tiene más sentido del por qué Amazon llevó a cabo esta estrategia. Hay que estar al pendiente porque tarde o temprano le podría rendir frutos.