Banxico-sin-sorpresas-subiria-75-puntos-base

8 de agosto 2022 | 8:00 am

Advertisement

La decisión para modificar o no la tasa de referencia por parte de Banxico depende de qué ocurre con las condiciones de la demanda agregada (brecha de producto), los choques de oferta, la desviación de la inflación respecto a la meta y las expectativas inflacionarias, sin dejar en cuenta lo que hace la Fed. 

Dado ese contexto, Banxico subiría la tasa de interés de fondeo en otros 75 puntos base en su encuentro de este 11 de agosto. La decisión podría ser unánime y la subida estaría más que justificada. 

La inflación en México de julio se mantuvo alta, sin claras señales de acercarse a un pico, por arriba del 8%, aunque dentro del rango estimado por el propio Banxico. Además, la Fed incrementó su tasa de fondeo a finales de julio en 75 pb.

Aunque hay voces que piden por aumentos de 100 pb, considero que Banxico seguirá desoyéndolas. La única razón que veo para que la Junta de Gobierno se incline por un ajuste de esa magnitud es que la Fed hiciera lo propio. 

Te puede interesar: Fed le ‘pone la mesa’ a Banxico para subir la tasa de interés en 75 pb en agosto

Reporte de empleo en EU, clave

Estas solicitudes de que el banco central mexicano tendría que pensar ya en alzas mayores se da porque recientemente aumentaron las apuestas de que la Fed tendría que subir otra vez en 75 pb su tasa en el encuentro de septiembre, a raíz de un sólido reporte de empleo estadounidense. 

Aunque suena irónico, antes de ese reporte de nómina no agrícola, en el mercado de futuros los inversionistas le daban una probabilidad de casi 70% a un alza de 50 pb; ahora el 70% es para un incremento de tres cuartos de punto. 

La ironía radica en que, por años, los economistas nos han dicho que la creación de empleos es buena, sobre todo en Estados Unidos, por las implicaciones positivas en la economía global. Ahora que EU generó en julio la mayor cantidad de trabajos en lo que va del año, nos dicen que no necesariamente lo es. ¿En qué quedamos?

La razón es que se forma un círculo vicioso. La fortaleza del mercado laboral estadounidense dificulta la tarea de la Fed en su búsqueda de controlar la inflación y, por ende, tendría que llevar a cabo mayores incrementos en su tasa de fondeo, lo que en determinado momento implicaría un mayor riesgo de recesión.

Así, el informe de empleo no fue una buena noticia para la Fed.

Fed más restrictiva, riesgo para Banxico

Una Fed más restrictiva implicaría, por más que se diga al interior de la Junta de Gobierno de que pueden desligarse, que Banxico también tendría que continuar con un mayor endurecimiento monetario. 

Sin embargo, de aquí al próximo encuentro de la Fed, este 21 de septiembre, todavía restan dos cifras de inflación (julio y agosto) y uno de empleo (agosto). El ánimo del operador puede volver a cambiar, por lo que es muy temprano para tratar de anticipar el próximo movimiento de la Fed.

Incluso previo a la decisión de Banxico se dará a conocer la inflación en EU de julio. En términos anuales, es muy probable que muestre una moderación, a niveles por debajo del 9.0%, beneficiada por los fuertes retrocesos en el precio de la gasolina, lo que restaría especulación a un endurecimiento mayor de la Reserva Federal. 

En conclusión, Banxico seguirá subiendo su tasa. Su retórica continuará en la misma tónica, manteniendo su posición de “halcón”, aunque sin definir un claro forward guidance y con el riesgo de ser considerado parsimonioso.  

También puedes leer: Fed complace al mercado e incrementa en 75 pb la tasa de interés por segunda reunión consecutiva