fbpx
Walmart, Amazon

8 de abril 2019 | 9:05 am

Walmart de México ha penalizado a empresas de alimentos que suministran comestibles a su rival Amazon, una presión que ha obligado a algunas firmas a retirar productos en línea de la minorista más grande del mundo, dijeron a Reuters cuatro fuentes con conocimiento del tema.

Las tácticas se producen cuando los dos gigantes luchan por la supremacía en uno de sus mercados extranjeros más importantes, que actualmente domina Walmart de México. La segunda mayor economía de América Latina es el mercado en el exterior más grande para Walmart por número de tiendas.

El año pasado, Walmart exigió descuentos a las empresas de alimentos cuyos productos estaban a precios más bajos en el sitio de Amazon.com.mx, aunque los proveedores no tuvieron voz en la decisión del minorista de Seattle para rebajar el precio de Walmart.

Dos proveedores afirmaron que rápidamente retiraron sus marcas de Amazon para no poner en peligro su relación con Walmart. Las compañías, que venden productos de despensa comunes, explicaron que Walmart representa más de la mitad de sus ventas de supermercados en México.

Walmart declinó hablar de su competencia con Amazon en México o de alegatos con proveedores. La empresa aseguró que no tiene injerencia sobre con quienes pueden hacer negocios sus proveedores, pero reconoció que siempre presiona por precios más bajos, particularmente si los competidores están dando a los compradores un mejor trato.

En un reciente comunicado, la empresa afirmó que su política es “no subsidiar pérdidas en unos productos con ganancias en otros”.

“Jamás podemos decirle a nadie que no le puede vender a otra persona”, expresó el jefe de comercio electrónico de Walmart México, Ignacio Caride. “Si creemos que hay una oportunidad para mejorar nuestros precios, porque vemos mejores precios en otros minoristas, vamos a negociar para acceder a esto”, agregó.

Walmart es el minorista más grande de México, con casi 60% de las ventas de supermercados en el país a través de más de 2,400 tiendas de Walmart, Superama, Sam’s Club y Bodega Aurrera. Su negocio en línea en el país está creciendo rápidamente, pero representó sólo 1.4% de los ingresos el año pasado, es decir, 7,000 millones de pesos a través de su tienda online.

Amazon lanzó su sitio web en México en 2015 y ahora es uno de los minoristas en línea más grandes del país. Comenzó a vender comestibles a través de su página en agosto.

Walmart vs. Amazon en EU

El analista de supermercados, Bill Bishop, opinó que Walmart quiere evitar que se repita la experiencia que tuvo en Estados Unidos, donde Amazon tomó rápidamente el liderazgo en las ventas de comestibles en línea.

“Están preocupados de que Amazon crezca en México”, dijo Bishop, cofundador de la firma de asesoría minorista Brick Meets Click. “Están diciendo: sé consciente de que no vamos a dejar que te sea fácil crecer aquí”.

Los proveedores quedaron atrapados en el fuego cruzado pues aunque sus precios al por mayor eran los mismos para ambos minoristas, Amazon eligió vender sus productos a los consumidores a un precio más barato que Walmart.

En lugar de bajar los precios de minoristas para que coincidan con los de Amazon, Walmart los penalizó, indicaron las fuentes.

Walmart ajustó sus pagos por la diferencia del precio minorista, multiplicado por la cantidad de existencias en su inventario, una medida que les costó decenas de miles de dólares colectivamente.

Los proveedores iniciaron conversaciones con Amazon poco después para retirar sus productos. Dijeron que no podían pagar demandas financieras de Walmart ni arriesgarse a perder a su mayor cliente, pese al enorme potencial de ventas que ofrece la plataforma de Amazon.

“Es una amenaza y es una extorsión”, señaló una de las fuentes sobre la estrategia de Walmart.

¿Dentro de la ley?

La probabilidad de que la presión de Walmart sobre sus proveedores en México tenga repercusiones legales es baja. Miguel Flores, exmiembro de la Comisión Federal de Competencia Económica, explicó que una investigación gubernamental sobre el abuso del poder del mercado dominante sería compleja, larga y difícil de probar.

Tanto Walmart como Amazon han estado presionando a los proveedores para obtener los precios más bajos en productos desde camisetas hasta bicicletas.

Aún así, Amazon va adelante en la compra de alimentos en línea. El año pasado registró 3,400 millones de dólares en ventas de comestibles en Estados Unidos en comparación a los 2,000 millones de Walmart en el mismo rubro en ese país, según la firma de investigación con sede en Boston Edge by Ascential.

La selección de comestibles de Amazon en México actualmente se limita a productos no perecederos como: café, cerveza, pasta y conservas vegetales. Walmart ofrece una selección más amplia, que incluye alimentos frescos como lechugas y pollo.

Algunas de las firmas más grandes descubrieron formas de apaciguar a Walmart, como empaquetar sus productos para Amazon en tamaños diferentes a los que se venden en Walmart. Pero muchas de las compañías más pequeñas carecían de conocimientos necesarios para negociar, aseguraron.

Bishop agregó que los proveedores mexicanos sienten una enorme presión por seguir con Walmart, al menos por ahora. “El dilema es que Amazon es un canal de rápido crecimiento”, afirmó.