Nike ventas

25 de marzo 2020 | 5:10 pm

Nike registró ingresos trimestrales que superaron las expectativas de los analistas, por un incremento de sus ventas en línea ante el cierre de sus tiendas físicas debido a la propagación de la pandemia de COVID-19 a escala mundial.

En el tercer trimestre fiscal de la compañía de ropa deportiva, que va de diciembre a febrero, los ingresos aumentaron 5%, a 10,100 millones de dólares, por encima de los 9,870 millones esperados por analistas, mientras que las ventas online escalaron 36% en comparación con el mismo periodo de 2018.

La utilidad neta de la empresa cayó 23%, a 847 millones de dólares, respecto al mismo lapso del año previo.

“Sabemos que en tiempos como estos las grandes marcas se hacen más fuertes (…) Ninguna empresa está más preparada que Nike para navegar en el panorama actual”, dijo el CEO, John Donahoe.

En China, donde se originó el brote, las ventas en línea incrementaron 30%, pero los ingresos totales disminuyeron 5% respecto al año previo por el cierre de tiendas desde febrero, cuando el número de contagios incrementó significativamente en ese país. 

Sin embargo, 80% de los establecimientos de Nike ha abierto sus puertas mientras la actividad económica se reanuda gradualmente, indicó Donahoe.

Aunque la firma no reveló sus estimaciones para el cuarto trimestre, prevé que sus ventas repunten en 2020, a medida que las cadenas de suministro se estabilicen. 

En Estados Unidos, Canadá, Europa, Australia y Nueva Zelanda, Nike cerró sus tiendas hasta el 27 de marzo.

Nike, la gran ganadora en el mercado deportivo

La pandemia de coronavirus ha pasado factura a las operaciones de la industria de ropa deportiva. 

Adidas y Puma, las dos mayores competidoras de Nike, advirtieron este mes que tendrán menores ventas a las esperadas en China, donde obtienen alrededor de un tercio de sus ingresos totales.

En el primer trimestre del año, Adidas prevé una afectación en sus ventas de 1,000 millones de dólares en ese país, así como una caída de su utilidad de entre 400 y 500 millones.

Puma, que en febrero señaló que la interrupción del coronavirus en su negocio no tendría un gran impacto en sus resultados trimestrales, dio a conocer que no espera cumplir con sus objetivos para 2020.