United Airlines

29 de junio 2021 | 12:40 pm

United Airlines anunció este martes un nuevo encargo de 270 aviones Boeing y Airbus, en la mayor apuesta hasta ahora de una aerolínea por la recuperación del transporte aéreo después de la pandemia del COVID-19.

La orden de la aerolínea estadounidense representa una compra de 35,380 millones de dólares en precio teórico, aunque las empresas frecuentemente pagan menos que eso.

Los directivos de United describieron el pedido —el más grande en la historia de la aerolínea— como un hito que simboliza las mejoras en la perspectiva del transporte aéreo debido a la distribución de vacunas anticovid.

Aun así, United y otras compañías aéreas se encaminan nuevamente a resultados negativos en el segundo trimestre que se darán a conocer en julio, reflejo de la continuación de una crisis en el sector de viajes que se ha prolongado por más de un año.

El volumen de viajes de negocios de United sigue 60% a la baja, y la caída en los vuelos internacionales es aún mayor, dijo el director ejecutivo de la compañía, Scott Kirby, quien añadió que la compañía aún no está “de regreso al 100%”.

También señaló que “haber trazado la trayectoria de la crisis en marzo y abril del año pasado, nos ha permitido estar preparados y tomar las direcciones de corto y largo plazo correctas”.

Los representantes de United no fueron consultados sobre la variante Delta del coronavirus, que se está expandiendo rápidamente en varias partes del mundo, pero el anuncio ilustra una amplia confianza en las perspectivas del sector incluso si la pandemia continúa.

Apuesta a los vuelos domésticos 

Una gran parte de la compra serán 150 ejemplares del Boeing 737 MAX 10, que sigue siendo objeto de pruebas en un proceso seguido de cerca por las autoridades estadounidenses. 

El anuncio es un éxito para el jet de Boeing, que fue obligado a permanecer en tierra por 20 meses luego de dos accidentes mortales.

El resto de la orden se compone por 50 unidades del Boeing 737 MAX 8 y 70 Airbus 70 A321neo, el éxito de taquilla del constructor europeo en el segmento de aviones de un solo pasillo con más de 200 asientos.

Con este pedido, la empresa estadounidense aumenta la lista de sus adquisiciones a más de 500 aeronaves, de las cuales 40 serán entregadas en 2022, 138 en 2023 y más de 350 en 2024 y más adelante. 

Los tres modelos son aeronaves estrechas, lo que las hacen adecuadas para los viajes domésticos y de corta distancia, un sector que ha sido de los primeros en recuperarse de la pandemia del covid.

Tanto el modelo de Airbus como los nuevos 737 MAX son versiones más grandes del mismo aparato, lo que permitiría aumentar la capacidad en Nueva York, San Francisco y otros mercados donde aumentar el número de vuelos es difícil o imposible, indicaron los representantes de United.

Kirby afirmó que la recuperación de los vuelos de negocios “debería realmente acelerarse en el otoño [boreal], cuando los niños vuelvan a la escuela”. 

Los vuelos internacionales siguen de capa caída, pero el verano boreal de 2022 “podríamos ver récords de vuelos transatlánticos”, predijo.

Para Richard Aboulafia, experto en aviación en Teal Group, las compras del A321 y los 737 MAX tienen sentido en el mercado actual.

“Los mercados de vuelos internos están regresando muy rápidamente y los precios del combustible también”, concluyó.