8 de diciembre 2021 | 5:00 am

Advertisement

Los unicornios no surgen de la noche a la mañana, son resultado de un largo proceso que va más allá de las ideas de sus creadores y detrás de estas startups están los grandes fondos de inversión, que han impulsado el crecimiento del sector durante el último año.

Esto se debió a que la digitalización de las empresas se aceleró en medio del confinamiento de la población por el COVID-19, lo que ha favorecido el auge de las empresas tecnológicas en Latinoamérica gracias a que sus servicios basados en sistemas de Inteligencia Artificial (IA) son cada vez más requeridos.

 

Hasta hace poco tiempo el capital privado para las empresas mexicanas era muy limitado. A partir del año pasado los fondos vieron en México una gran oportunidad de crecimiento, empezaron a entender que había una ola de empresas de tecnología financiera (fintech) muy fuerte, eso cambia el panorama completamente porque era el elemento que faltaba para completar el ecosistema

dijo en entrevista Ricardo Amper, CEO de Incode

 

La startup fundada en 2015 se convirtió esta semana junto con Clara en los nuevos unicornios mexicanos, es decir, empresas que alcanzaron un valor superior a los 1,000 millones de dólares, luego de levantar capital en rondas de financiamiento privadas.

Gerry Giacomán, director y fundador de Clara, reveló a EL CEO que hace 11 años optó por formarse en el extranjero ante el poco financiamiento que en ese momento se podía adquirir por parte de los grandes fondos, y en caso de conseguirlo los montos eran mucho menores que los de ahora.

¿Qué hay detrás del empuje de los unicornios?

Detrás del club de unicornios, en el que también figuran los nombres de Kavak, Clip, Konfío y Bitso, hay inversionistas de peso como el conglomerado japonés SoftBank, que tiene capital invertido en cuatro de estas empresas, además de firmas como JP Morgan, Silicon Valley CISO Investments, Coatue, Lightrock, QED Investors, Greenoaks Capital, Capital One, General Atlantic, entre otros.

En sus últimos levantamientos de capital, los unicornios mexicanos recaudaron un total de 2,050 millones de dólares en conjunto. En la actualidad, Kavak es la empresa más valiosa de ellas, seguida de Bitso, Clip, Konfío, Incode y Clara.

La confianza de estos grandes fondos ha sido alimentada por un contexto en el que los bancos centrales bajaron las tasas de interés para aminorar el impacto de la pandemia en la economía, situación que atrajo nuevas inversiones, además de las oportunidades de digitalización y bancarización que hay en países latinoamericanos.

Si bien las apuestas por startups son arriesgadas debido a que muchas de ellas aún no son rentables, el venture capital inversiones a través de acciones que sirven para financiar a startups es una práctica que gana terreno en México, en la que los inversionistas asumen pérdidas durante un periodo prolongado.

Estamos atrayendo inversión de grandes fondos regionales, globales y en términos favorables, podemos seguir levantando el capital que necesitamos para seguir creciendo nuestra oferta, pero es realmente una apuesta en el potencial y lo que somos capaces de hacer

dijo Giacomán

También lee: Unicornios mexicanos quieren apuntarse a Bolsa, pero se topan con pared

Acercamiento con reguladores es positivo

El directivo de Incode mencionó que su acercamiento con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) ha traído experiencias positivas, y ven apertura de los reguladores para acelerar el proceso de autorización de empresas fintech en México.

La compañía obtuvo el visto bueno de la CNBV para crear un servicio de verificación facial en alianza con el Instituto Nacional Electoral (INE), que es utilizado por bancos para que los clientes puedan abrir cuentas de manera remota. Además, su plataforma de verificación y autenticación de identidad basada en IA es usada en la Cámara de Diputados para que los legisladores voten.

Clara se enfoca en soluciones para las empresas en la gestión de gastos corporativos, a través de tarjetas de crédito, por lo que no entra en la categoría de fintech. Sin embargo, la startup mantiene diálogo constante con las autoridades para ofrecer servicios adicionales en el futuro.

Bolsa, una posibilidad fuera de México

Incode ve como una alternativa salir al mercado de valores durante los años siguientes; sin embargo, de concretarse lo harían fuera de México debido a que el mercado bursátil nacional enfrenta problemas como un bajo volumen de operaciones y una gran concentración de acciones en manos de familias empresarias.

No dejes de leer: Familias multimillonarias controlan a las grandes empresas de la BMV

Más de la mitad de nuestros recursos próximamente serán fuera de México y pensamos que falta mucho tiempo todavía, pero cuando vayamos a colocar será en una bolsa de Estados Unidos

dijo Amper

Para Clara, que inició operaciones hace apenas 8 meses, ser una empresa que cotiza en bolsa es un proyecto aún lejano y evaluará las condiciones del mercado local.

Planes de expansión

En la actualidad, Incode tiene presencia en 12 países y entre sus principales clientes están American Express, Citibanamex, Banorte, Clip, Konfío y el Grupo Empresarial Ángeles, que opera hospitales y medios de comunicación en México. 

Su plan de cara a 2022 es poder expandirse a un total de 20 países y adquirir a otras empresas, para lo que usará los recursos que levantó en la última ronda de financiamiento.

Junto con el levantamiento de capital, Clara anunció el inicio de sus operaciones en Brasil y su objetivo es llegar a otras de las economías más importantes de Latinoamérica en 2022.

Si vemos el plan hacia el siguiente año la distribución de los recursos es equitativa entre México y Brasil, viendo que mucha de la inversión también está en nuestros equipos de tecnología

indicó Giacomán

Advertisement