22 de marzo 2022 | 5:25 pm

En los últimos cuatro años, el robo de gas LP en el país se incrementó en más de 1000%, además de que las tomas clandestinas pasaron de una a siete tomas diarias, denunciaron diversas asociaciones e industrias del Gas LP.

Carlos Serrano, presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado y Empresas Conexas (Amexgas), alertó en conferencia de prensa que en total existen entre 60,000 y 65,000 toneladas de gas LP de estas tomas clandestinas, de las cuales 44,000 se distribuyen en la Ciudad de México y el Estado de México.

Precisó que en 2018 se registraron 215 ductos dañados para extraer el combustible de manera ilegal, mientras que el año pasado ese número incrementó hasta 2,400.

“Desafortunadamente para el gas LP, para Pemex, estos grupos delictivos que dejaron de participar en el robo de gasolinas migraron hacia el robo de gas LP a los ductos de petróleos mexicanos”, declaró en conferencia.

Serrano detalló que el problema está focalizado al involucrar a sólo 18 municipios en Puebla, Estado de México, Tlaxcala y Veracruz.

Te puede interesar: Gobierno extiende ‘tope’ de precios al gas LP por seis meses

Empresas pierda hasta 17,000 millones de pesos anuales

Los empresarios del gas afirmaron que detectaron que este ilícito se agudizó tras la estrategia del gobierno de reducir el huachicoleo de gasolinas, combate que si bien ha sido efectivo ocasionó que los delincuentes migraran al robo de gas LP.

El presidente de la Amexgas acusó que el robo de esta materia prima genera pérdida entre de un millón 400,000 pesos mensuales y de 17,000 millones de pesos anuales.

En este sentido, añadió que al mes se comercializan al mes alrededor de 65,000 toneladas de combustible robado entre 5,000 y 8,000 autotanques no registrados.

Luis Landeros, presidente de la Asociación de Distribuidores de Gas LP, acusó que lo anterior representa una competencia desleal ya que ellos como empresas formales y reguladas pagan impuestos y salarios.

Además, los gaseros confiaron que, al igual que el programa al combate de gasolina, se trabaje para terminar con este problema cuyo incremento es consecuencia de la migración de robo de gasolina a robo de gas LP.

El presidente ejecutivo de Amexgas, añadió que si bien se han comunicado con los cuatro estados afectados, se trata de un tema penal y de denuncia ante las fiscalías estatales, y agregó que las autoridades han cancelado tomas clandestinas así como pipas y unidades.

La industria gasera hizo un llamado tanto al gobierno federal como estatales para implementar un programa conjunto para frenar el robo y distribución de este tipo de combustible. 

Te puede interesar: Mercado de gas LP tiene 400 jugadores distintos; “un mito” que exista oligopolio: Amexgas