18 de julio 2022 | 5:00 am

Advertisement

Ticketmaster es la empresa vendedora de boletos online para espectáculos más grande en México, sin necesariamente estar supervisada por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) o la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para cuidar la competencia del mercado y el bolsillo de los usuarios. 

A lo largo de varios años, la boletera ha establecido sus propias reglas de compra y cobro de cargos, sin que hasta la fecha haya una investigación sobre sus prácticas, ni tampoco algún mecanismo de conciliación digital. 

La firma concentra el acceso a la mayoría de los espectáculos musicales, que incluye los más populares y masivos como el Vive Latino o el Corona Capital, al que asisten miles de personas, y a quienes cada vez les resulta más difícil conseguir una entrada por el mecanismo de venta de Ticketmaster, al menos en México. 

A pesar de ser el vendedor más grande de boletos en línea, Ticketmaster no forma parte de ningún mecanismo de conciliación digital de la autoridad competente. Profeco no se ha postulado en favor de los consumidores afectados por sus prácticas de falta de reembolso, modificación de Términos y Condiciones, así como cambios en la forma de entrega sin consentimiento

dijo a EL CEO Maximilian Murck, director general de Tec-Check.

Ticketmaster ha rechazado en cualquier conciliación ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) el reembolso completo de boletos. En pocas palabras, “Ticketmaster opera a su gusto”, aseveró Murck. 

Leer más: Ticketmaster sigue sin pagar; va a tercera audiencia para reembolso

Recientemente, la Profeco promovió una acción colectiva en contra de la boletera por cancelaciones o negativa de la devolución del monto pagado, una acción que se da luego de varios meses de una disputa entre Ticketmaster y un grupo de consumidores, sin que el acuerdo se diera en beneficio de estos últimos. 

Preventa exclusiva, práctica discriminatoria

En principio, la boletera tiene una preventa exclusiva para tarjetahabientes de Citibanamex, lo cual le da una ventaja a los clientes que cuentan con esta tarjeta bancaria sobre otros usuarios. 

Para Murck, la venta de boletos exclusiva es una práctica “sumamente discriminatoria” hacia gran parte de la población mexicana, especialmente jóvenes de contextos socioeconómicos diferentes. 

El principal conflicto se percibe en la venta general dividida por etapas, en la que hay un número limitado de boletos que se pueden adquirir, “eso si hay suerte de ‘pescar’ alguno”, expresó.

La venta por fases implica que el costo del boleto va en aumento en cada etapa, además de la baja posibilidad de poder adquirir tan solo uno de los codiciados boletos. 

Justamente los cargos por servicio se deberían invertir en la plataforma para que maneje bien las ventas de boletos en las diferentes etapas

aseveró Murck. 

Hasta junio, la inflación de servicios culturales como conciertos, diversiones y espectáculos deportivos fue de 7.26% anual, hilando tres meses al alza y desde su nivel más alto en marzo de este año cuando llegó a 9.11%, de acuerdo con el INEGI.

Leer más: Ocesa renueva acuerdo con Citibanamex para preventa de boletos

Ticketmaster, sin indagatoria por práctica comercial

Tec-Check explicó que, por un lado, la Profeco podría realizar indagaciones sobre cómo Ticketmaster incumple sus Términos y Condiciones y así asegurar los derechos de las y los consumidores en México.

Pero, por otro lado, solo un organismo como la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) es quien podría revisar el poder de mercado y posibles implicaciones negativas para los consumidores. 

“Observamos con preocupación que Ticketmaster puede cobrar 20% del valor del boleto como cargos por servicio, mientras que en otros países estos cobros no alcanzan el 7%”, aseveró Murck.

Sin embargo, si un ciudadano quisiera ser un “agente económico” y meter una queja contra la venta de Ticketmaster y Banamex, lo podría hacer, pero se enfrenta a una zona completamente gris, advirtió Víctor Pavón, presidente ejecutivo de Oxford Competition Economics.

Para ingresar una queja, la ley exige que se demuestre quién es el agente económico afectado y aunque podría creerse que es un competidor, en este caso es el usuario o comprador final. 

Mira, ahí es un poco una especie de zona gris porque típicamente la ley establece que tiene que haber un agente económico. Por ejemplo, estamos hablando de una relación vertical y esto encajaría más bien en la lógica de una práctica monopólica relativa

explicó Víctor Pavón.

Además, el especialista dijo que a veces se puede entender que los agentes económicos afectados sean los consumidores, sin embargo “es una zona que no queda tan clara, pero creo que en una interpretación amplia podría caber que los propios consumidores puedan decir, con independencia, que van por una acción colectiva”. 

Te interesa leer: Ticketmaster ‘en jaque’: afectados van por segunda conciliación ante negativa de pago

¿Concentración económica entre Ticketmaster y Banamex?

Hablar de una concentración económica entre Ticketmaster y Banamex es difícil pues es una relación vertical entre el organizador del evento (conciertos, eventos deportivos, etc) y el banco, que en este caso, tiene las etapas de preventas a sus eventos. 

Pavón explicó que si bien la relación existe entre estas dos empresas, no es horizontal, por lo que no se puede hablar de una concentración entre estos dos actores. Más bien, aclaró, es un tema de exclusividad. 

La forma de entender el mercado es pensar en una relación más vertical. Podemos decir que es una especie de exclusividad donde Ticketmaster le da la ventaja temporal a Citibanamex para que venda parte de los boletos en alguna etapa inicial y no se le dé a ninguno otro

explicó el analista en entrevista. 

De aceptar la denuncia, la Cofece tendría que iniciar un análisis que podría tardar varios meses, dependiendo la complejidad del asunto y, en caso de que se detectara alguna violación a la ley, se le notificaría al agente económico afectado. 

Posteriormente, la Cofece iniciaría un juicio donde se le da el derecho al agente económico denunciado de que se pueda defender para dar paso a la resolución final.

Por: Itzel Castañares y Josie Palma