5 de agosto 2020 | 8:07 pm

Teléfonos de México (Telmex) redujo 25% la pérdida neta de la compañía en el segundo trimestre del año, en medio de un escenario de pandemia, según el reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

En el reporte del trimestre comprendido entre abril y junio, la empresa de telecomunicaciones fijas registró una pérdida neta de 2,663.3 millones de pesos, cifra por debajo de la pérdida reportada en el mismo periodo de un año antes.

Durante el trimestre, los ingresos de Telmex ascendieron a 22,763 millones de pesos, un nivel ligeramente por debajo de lo reportado en el trimestre anterior, debido a menores ingresos por la reducción de tráficos y otros servicios de voz, un efecto que a su vez fue atenuado por mayores ingresos provenientes de los servicios de datos.

En tanto, el flujo operativo (EBITDA) del periodo fue de 6,141 millones de pesos, a diferencia de los 5,393 millones de pesos reportados en el mismo periodo de un año antes.

Asimismo, la empresa controlada por Carlos Slim reportó una utilidad de operación de 799 millones de pesos.

Respecto a las Unidades Generadoras de Ingresos (UGIs), que no son más que los negocios que generan un ingreso a la compañía, Telmex reportó que al 30 de junio ofreció servicios a 9.7 millones de suscriptores únicos.

En total, se contabilizaron 21,961,000 UGIs activas, de las cuales el 44.9% corresponde a unidades de banda ancha, mientras que 55.09% a líneas fijas.

En el periodo, los costos y gastos sin incluir depreciación y amortización ascendieron a 16,622 millones de pesos, 4.4% por debajo a los registrados en el mismo periodo de 2019, debido a la implementación de iniciativas de reducción de costos y gastos, así como menores costos de venta de equipos.

Las inversiones realizadas en el periodo alcanzaron los 4,495 millones de pesos, las cuales se enfocaron en proyectos de crecimiento para la red de acceso y de transmisión de datos.

Por su parte, la deuda total al 30 de junio de 2020 ascendió al equivalente de 19,577 millones de pesos, un decremento del 6.2% con respecto al nivel observado al cierre de junio de 2019.