21 de noviembre 2019 | 4:05 pm

Con el objetivo de fortalecer su posición competitiva y financiera en el país, así como hacer un uso más eficiente del espectro radioeléctrico, Telefónica México pactó un convenio por 8 años con AT&T México

Este pacto permitirá que AT&T preste servicios mayoristas de acceso a última milla inalámbrica a Telefónica, quien irá migrando gradualmente su tráfico a la red de acceso del operador estadounidense.

Además de migrar paulatinamente alrededor de 27 millones de clientes, el operador también planea ir dejando bandas de espectro y devolverlas al Estado, lo que a partir del tercer año del acuerdo supondría fuertes ahorros, al dejar de pagar derechos por el uso de dicho espectro.

Así le fue a Telefónica en el tercer trimestre del año:

La estrategia

Con ello, Telefónica tendrá una red más eficiente que a su vez le facilitará ofrecer servicios de valor a los clientes, con una propuesta de productos más innovadores, dijo en conferencia de prensa Camilo Aya, CEO de Telefónica México.

Para el operador móvil de origen español, lo que más necesita México para crecer es la competencia, por lo que augura que el convenio les permitirá fortalecer su posición en el segmento móvil, donde actualmente ocupa la segunda posición.

Este convenio nos permite fortalecer nuestra posición competitiva y financiera, termina los rumores y asegura nuestra permanencia en México

dijo por su parte Miguel Calderón, vicepresidente de Asuntos Regulatorios de Telefónica México.

En esa línea, el directivo señaló que la compañía se alinea a la visión del gobierno de llevar más telecomunicaciones a más mexicanos.

¿En qué consiste el acuerdo?

El pacto permitirá que Movistar siga siendo independiente, al mantener elementos sustanciales de su propia infraestructura de red y plataformas, aseguró el CEO de Telefónica México, al tener una red más eficiente que le permita ofrecer servicios de valor para sus clientes.

Además, el acuerdo no es exclusivo para ninguna de las partes, por lo que pueden pactar con otros operadores cursar tráfico, como en el caso de Telefónica, quien tiene acuerdos con Telcel y la Red Compartida.

El convenio integra la totalidad del tráfico tanto en 3G como 4G, e incluso 5G, pues el uso de la última milla inalámbrica permite que se pueda hacer uso en las redes de tráfico actuales, además de futuros despliegues y desarrollos de negocio.

Mejores finanzas y ahorros en espectro

El operador móvil prevé que este nuevo modelo genere eficiencias operativas y financieras con impacto positivo anual en flujo de caja de alrededor 230 millones de euros a partir del tercer año.

De acuerdo con la información enviada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España (CNMV), el nuevo modelo de operación permite también una utilización más eficiente y sostenible de los recursos.

Lo anterior, generaría un retorno sobre capital empleado y una reducción de la deuda neta adicional en alrededor de 500 millones de euros.

La meta de Telefónica es hacer más eficiente el espectro, por lo que en la medida en que el operador pueda devolver bandas de espectro sin utilizar, lo seguirán haciendo.

Buscamos hacer un uso eficiente de la infraestructura, y seguimos pensando en que el espectro en México es caro

dijo Calderón.

En el tercer trimestre del año, Telefónica México se recuperó ligeramente en ingresos, clientes y flujo operativo.

Además, los directivos refirieron que su servicio de más reciente integración, Movistar Play, suma a la fecha 100 mil clientes.