19 de abril 2022 | 4:29 pm

Advertisement

El gigante global de transmisión Netflix informó este martes que perdió suscriptores por primera vez en más de una década y pronosticó una mayor contracción en el segundo trimestre, un error poco común para una empresa que ha sido un proveedor confiable.

Netflix perdió 200,000 suscriptores en su primer trimestre, muy por debajo de sus modestas predicciones de que agregaría 2.5 millones de suscriptores. 

Su decisión a principios de marzo de suspender el servicio en Rusia después de que invadiera Ucrania resultó en la pérdida de 700,000 miembros. 

Tras el reporte, las acciones de la compañía se desplomaron 24% en las operaciones posteriores al mercado. Los malos resultados de Netflix golpearon a otras acciones relacionadas con la transmisión de video, con Roku (ROKU.O) cayendo más del 6%, Walt Disney (DIS.N) cayendo casi 4% y Warner Bros Discovery (WBD.O) 2 por ciento.

Netflix, que actualmente tiene 221.6 millones de suscriptores, informó por última vez una pérdida de clientes en octubre de 2011.

La plataforma de streaming ofreció una predicción sombría para el trimestre de primavera, pronosticando que perdería dos millones de suscriptores, a pesar del regreso de series tan esperadas como “Stranger Things” y “Ozark”

Wall Street apuntó a 227 millones para el segundo trimestre, de acuerdo con datos de Refinitiv.

Los ingresos del primer trimestre crecieron 10% hasta llegar a 7,870 millones de dólares, ligeramente por debajo de las previsiones de Wall Street de 7,930 millones de dólares; mientras que las ganancias netas por acción fueron de 3.53 dólares.

Te puede interesar: Netflix y Facebook ‘arrancan’ el año con su peor caída trimestral en la última década

Otros competidores, entre limitantes de Netflix para crecer

Se esperaba que el servicio de streaming dominante en el mundo registrara una desaceleración del crecimiento, en medio de una intensa competencia de rivales establecidos como Amazon, compañías de medios tradicionales como Walt Disney y la recién formada Warner Bros Discovery, así como los recién llegados con flujo de efectivo como Apple.

“La gran cantidad de hogares que comparten cuentas, combinada con la competencia, está creando obstáculos para el crecimiento de los ingresos. El gran impulso de COVID a la transmisión oscureció la imagen hasta hace poco”, dijo Netflix, explicando las dificultades de registrar nuevos clientes.

Los servicios de transmisión gastaron 50,000 millones en contenido nuevo el año pasado, en un intento por atraer o retener suscriptores, según el investigador Ampere Analysis. 

Esa cifra representa un aumento del 50% desde 2019, cuando se lanzaron muchos de los servicios de transmisión más nuevos, lo que indica la rápida escalada de las llamadas “guerras de transmisión”.

A medida que el crecimiento se desacelera en mercados maduros como Estados Unidos, Netflix se enfoca cada vez más en otras partes del mundo e invierte en contenido en el idioma local.

“Si bien cientos de millones de hogares pagan por Netflix, más de la mitad de los hogares de banda ancha del mundo aún no lo hacen, lo que representa un enorme potencial de crecimiento futuro”, dijo la compañía en un comunicado.

Aumento de precios de suscripción

Netflix ha podido aumentar los precios de suscripción en Estados Unidos, Reino Unido e Irlanda para financiar la producción de contenido y el crecimiento en otras partes del mundo, como Asia, indicó Michael Pachter, analista de Wedbush. Sin embargo, los precios de suscripción en estos mercados en crecimiento son más bajos.

El analista de Benchmark, Matthew Harrigan, advirtió que la economía global incierta “puede surgir como un lastre” para el crecimiento de los miembros y la capacidad de Netflix para continuar aumentando los precios a medida que se intensifica la competencia.

Los servicios de transmisión no son la única forma de entretenimiento que compite por el tiempo de los consumidores. 

De acuerdo con la última encuesta de Tendencias de Medios Digitales de Deloitte, publicada a fines de marzo, reveló que la Generación Z, aquellos consumidores de 14 a 25 años, pasan más tiempo jugando que viendo películas o series, o incluso escuchando música.

La mayoría de los consumidores Gen Z y Millennial encuestados dijeron que pasan más tiempo viendo videos creados por usuarios como los de TikTok y YouTube que viendo películas o programas en un servicio de transmisión.

Netflix, al reconocer el cambio en los hábitos de entretenimiento de los consumidores, comenzó a invertir en juegos, pero aún no contribuye materialmente a los ingresos de la empresa.

Con información de Reuters. 

También puedes leer: Netflix sufre una caída en Wall Street de más de 20% por primera vez en casi 10 años

Advertisement