etiquetado nuevo

1 de octubre 2020 | 12:54 pm

Hoy entró en vigor la nueva norma para el etiquetado frontal de advertencia para alimentos y bebidas no alcohólicas, el cual deberán acatar 85% de los alimentos envasados en el país.

Sólo 15% de ellos no tendrá los octágonos negros de advertencia en la parte frontal del producto.

Estimamos que entre 80 y 85% de lo alimentos y bebidas no alcohólicas envasados van a estar etiquetados. Habrá algunos esfuerzos de reformulación para reducir sellos o eliminarlos

dijo Lorena Cerdán, directora del Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (ConMéxico). 

A partir del 1 de octubre, todos los alimentos comercializados en México deberán acatar la NOM-051, que estipula el cambio. En lo que va del año, diversas empresas adelantaron el nuevo etiquetado en sus productos que se observan en las estanterías de supermercados y tiendas.

El etiquetado entró en vigor hoy. Los productos que fueron producidos previos a esta fecha son legales y deben de estar en el anaquel hasta que se acabe su inventario. El nuevo etiquetado debe coexistir con el etiquetado anterior

comentó Jaime Zabludovsky, presidente de ConMéxico. 

Añadió que las sanciones serán para aquellas empresas que a partir del 1 de octubre continúen con el formato pasado.

“Me temo que sí habrá mermas porque conozco de clientes (tiendas de autoservicios y otras) rechazan el producto que no está reetiquetado. Estrictamente, no debería haber ninguna merma si todos nos apegamos a la interpretación de la norma”, comentó Zabludovsky.

La industria tendrá una prórroga durante todo el mes de octubre para acatar los lineamientos.

Amparos ante la norma aumentarán

Coca-Cola Femsa, ConMéxico o la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), son algunas de las 50 empresas y organismos que han interpuesto amparos ante la nueva norma. El número podrá incrementar en los próximos días.

“Nos imaginamos por lo que hemos escuchado y la importancia de la industria (…) yo sí creo que habrá una actividad judicial importante al amparo de las preocupaciones de la industria”, dijo el ejecutivo del consejo.

Algunas de las críticas que recibe el nuevo etiquetado por parte de ConMéxico son: que no señala las porciones donde los alimentos tendrán los mismos sellos sin importar su tamaño; oculta las cantidades específicas por porción de calorías, grasas, azúcares y sodio; no permite comprar entre productos.