Valaris bancarrota

8 de julio 2020 | 4:25 pm

Advertisement

La Secretaría de Energía (Sener) instruyó la unificación de un yacimiento compartido ubicado entre el campo Zama descubierto por Talos Energy y uno asignado a Petróleos Mexicanos (Pemex).

Con esa determinación, Zama se convertirá en el primer yacimiento operado de manera conjunta con Pemex y un privado tras un proceso de unificación.

Según la Sener, la unificación tiene como finalidad maximizar el valor y la recuperación económica de los hidrocarburos.

El yacimiento representa uno de los descubrimientos más importantes realizado por empresas privadas en México,

subrayó la Sener en un comunicado.

La novela del campo Zama comenzó el año pasado, cuando la posibilidad de un campo productivo adyacente llevó a que Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y Sener redactaran una legislatura para regularlos, pues esta no existía. En esta instancia, analistas criticaron que la decisión final de la operación recayera en Sener, al no considerarla un ente objetivo.

Durante el primer trimestre de este año se criticó también la falta de acción de Pemex, que se había comprometido a realizar actividades exploratorias en su parte del campo, pero que tuvo que solicitar una extensión de plazos debido a una mala planeación.

El director de Pemex, Octavio Romero, declaró desde enero de este año que la empresa productiva del Estado tenía el control de la mayoría de los recursos del yacimiento, algo que comisionados de la CNH rechazaron en declaraciones propias a medios.

En mayo de este año, la CNH señaló de forma unánime que Zama sí era un yacimiento compartido, a pesar de las dudas que dos comisionados externaron sobre la distribución de la parte sur del campo.

Este dictamen técnico, así como la opinión favorable de la Secretaría de Hacienda, abrió la puerta para que la dependencia a cargo de Rocío Nahle solicitara la unificación, con base en el artículo 42 fracción II de la Ley de Hidrocarburos.  

El yacimiento tiene una superficie aproximada de 26.7 kilómetros cuadrados y se localiza en aguas someras del Golfo de México a 58 kilómetros frente a las costas de Tabasco y fue tema de discusión entre el consorcio que lidera Talos Energy y Pemex, debido a la operación del mismo.

Zama -descubierto en 2017 por Talos Energy, Premier Oil y Wintershall DEA- fue el primer descubrimiento de una empresa extranjera desde que la industria petrolera fue nacionalizada en el país hace ocho décadas y puede representar cerca de 1,000 millones de barriles de crudo.

Advertisement