Saudi Aramco

12 de mayo 2020 | 9:36 am

El gigante petrolero Saudi Aramco tuvo una caída de 25% en sus ingresos netos durante el primer trimestre de 2020 debido al derrumbe de los precios del petróleo y advirtió que la crisis del coronavirus frenará la demanda y los rendimientos durante todo el año. 

Aramco tuvo un beneficio neto de 62,500 millones de riales (16,660 millones de dólares) en los tres primeros meses del año, contra 22,200 millones de dólares en el mismo periodo anterior de 2019, precisó la firma en su reporte financiero.

La crisis del COVID-19 no se parece en nada a lo que el mundo ha conocido en la historia reciente y nos adaptamos a un entorno comercial muy complejo y de rápida evolución,

declaró en un comunicado el CEO de Aramco, Amin Nasser.  

Según la empresa, la caída de los beneficios refleja la vertiginosa caída de los precios del crudo y la disminución de los márgenes de refinado y de productos químicos.

Entre enero y marzo, el precio del WTI cayó 66% hasta los 20.48 dólares y en el mismo nivel el Brent se hundió 66% a 22.74 dólares. Actualmente, el precio del WTI cotiza en 24 dólares y el Brent en 29 dólares, de acuerdo con Bloomberg.

Para el resto del año 2020 esperamos que el impacto de la pandemia de COVID-19 en la demanda mundial de energía y los precios del petróleo lastre nuestros ingresos,

 agregó Nasser.

La ralentización de la actividad económica debido a la pandemia del coronavirus ha causado un cataclismo en el mercado mundial del petróleo, también golpeado por una guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia, respectivamente tercero y segundo productores del mundo. 

En lo que va del año, las acciones de Aramco han caído 11% hasta los 31.30 riales y su valor en el mercado es de 6.2 billones de dólares, lo que la ubica como la mayor firma bursátil del mundo.

Además, la compañía propiedad del Estado informó que los gastos de capital para el año fiscal estén entre los 25,000 millones de dólares y 30,000 millones, menores a los 32,800 millones erogados en 2019. 

Ante la baja demanda de crudo, Arabia Saudita anunció el lunes que su producción será de 7.5 millones de barriles diarios, es decir, 4.8 millones de barriles menos que la producción de abril, lo que ayudó a impulsar los petroprecios.

Con información de AFP